Violaron y asesinaron a madre e hijo en Quilalí

La violación se presume que fue cometida el mismo 20 de mayo, antes de decapitarlos y echarlos en un saco que abandonaron en una quebrada de la comunidad de La Palanca

quilalí, asesinato en quilalí,

Nedic Cruz López y Pedro González Cruz, dos de los tres detenidos por el crimen en Quilalí. LA PRENSA/A. LORÍO

La juez de Distrito Penal de Audiencia de Ocotal, Marbely Blandón, dijo este miércoles haber encontrado en el expediente, remitido por la Fiscalía, “razón suficiente para admitir la acusación, mantener prisión preventiva y decretar para el próximo 9 de junio la audiencia inicial” contra tres detenidos por la violación y asesinato de una mujer y su hijo, en la comunidad La Palanca, municipio de Quilalí.

“Se causó dolor y como lo señala el mismo dictamen médico se refleja el sufrimiento deliberado e inhumano y con saña con la que se actuó en contra de las víctimas Catalina Jeaneth García Navarrete, de 33 años, y su hijo Héctor José Calero García, de 7 años”, manifestó la juez Blandón, quien consideró que la acusación de la Fiscalía es “específica en tiempo, modo y lugar”.

En la lectura de acusación, la juez de Audiencia manifestó que la Fiscalía imputa a Nedic Yadiel Cruz López (39) y dueño de la propiedad donde supuestamente se cometió el crimen; a Pedro Joaquín González Cruz (40), a Santos Meza Duarte (36) y a José Santos Peralta Rivera (39), la coautoría del delito de asesinato.

La Fiscalía también imputó el delito de violación agravada en grado de tentativa a González Cruz en perjuicio de Catalina García Navarrete y a Cruz López lo acusa de violar al niño Héctor José Calero García.

Lea también: Cuatro sujetos serán procesados por el asesinato de una mujer y su hijo de 7 años en Quilalí

Violación agravada

La violación se presume que fue cometida el mismo 20 de mayo, antes de decapitarlos y echarlos en un saco que abandonaron en una quebrada de la comunidad de La Palanca, con la intención de que la corriente se los llevara y borrar evidencia del crimen.

El saco fue encontrado seis días después con los cuerpos en estado de descomposición y los órganos devorados por los aves de rapiña.

La judicial aclaró que la violación agravada es una calificación provisional de acuerdo con los hechos relatados, con base en la investigación elaborada en el lugar del crimen por el equipo del Laboratorio de Criminalística y otras especialidades de la Policía Nacional.