Otro rescate a Enacal y Aeropuertos

El Gobierno autorizó la partida de 283 millones de córdobas en esta ocasión, por medio de los acuerdos presidenciales 65-2017 y 66-2017, publicado en La Gaceta, Diario Oficial del Estado, del 23 de mayo pasado, para rescatar de sus deudas a estas dos empresas estatales.

El Gobierno destinó, de nuevo, una partida millonaria del Presupuesto General de la República para mantener a flote las operaciones de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) y a la Empresa Administradora de Aeropuertos (EAAI), dos empresas estatales que no pueden sostenerse con sus propios recursos.

El Gobierno autorizó la partida de 283 millones de córdobas en esta ocasión, por medio de los acuerdos presidenciales 65-2017 y 66-2017, publicado en La Gaceta, Diario Oficial del Estado, del 23 de mayo pasado, para rescatar de sus deudas a estas dos empresas estatales.

Del total, 250 millones de córdobas se destinaron a favor de la distribuidora eléctrica Disnorte-Dissur en concepto de pagos de deudas por suministro de energía a Enacal, detalla el acuerdo presidencial.

A la EAAI, el acuerdo presidencial 66-2017 detalla que se van a destinar 33 millones de córdobas, equivalentes a un millón 157 mil dólares para saldar deudas de esta institución con el Banco de la Producción (Banpro).

En este caso, el acuerdo presidencial destaca que este pago corresponde “a la cancelación total del saldo de préstamo que la Empresa Administradora de Aeropuertos debe a Banpro, en concepto de financiamiento recibido para la inversiones fijas relacionadas con la ampliación y modernización del Aeropuerto de Managua”.

Quedan pendientes 59 millones de córdobas

El mismo acuerdo presidencial detalla que el total de la deuda de la EAAI es de 92.8 millones de córdobas, por lo que saldando lo adeudado al Banpro, la Empresa de Aeropuertos quedaría con adeudos por pagar por un monto de 59.7 millones de córdobas.

Este pago, sin embargo, también se hará en el transcurso del año con fondos del Presupuesto General de la República, detalla el acuerdo presidencial. En el escrito, no se especifica cuál es la entidad o entidades a las que se debe este dinero.

En diciembre del año pasado se reveló el último informe de mantenimiento de calificación de riesgo de la EAAI, emitido por la agencia calificadora SCRiesgo, la que reportó que de todas las terminales aeroportuarias del país la única que estaría brindando ganancias es el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, en Managua.

“Con excepción del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, las demás terminales significan un centro de costo para la operación de EAAI, ya que aún no se ha consolidado un flujo suficiente de tránsito aéreo que lleve a un punto de equilibrio la operación de los distintos aeródromos”, citaba el reporte de SCRiesgo.

Una investigación de LA PRENSA, publicada el 12 de abril del 2016, reveló que las deudas de la EAAI alcanzaban en ese momento los 306.6 millones de córdobas (10.3 millones de dólares, al cambio vigente). Sus principales acreedores en ese entonces eran la Caja Rural Nacional (Caruna), la cooperativa ahora administrada por personeros ligados a la familia presidencial y que opera con fondos del acuerdo petrolero con Venezuela y el Banpro.

500 millones en 2016

El 14 de junio del año pasado LA PRENSA reveló que el Gobierno destinó entonces hasta 500 millones de córdobas, igualmente para saldar deudas de Enacal con la distribuidora eléctrica Disnorte-Dissur, administradas por el consorcio de capital español TSK Melfosur.

Esto pese a que el Gobierno y las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) asegurarán que las deudas de Enacal con la distribuidora eléctrica se estarían saldando con los recursos generados por el ahorro petrolero.

Deudas con Caruna

De acuerdo con investigaciones de LA PRENSA publicadas en agosto del año pasado, entre el 23 de diciembre del 2015 y el 16 de marzo del 2016, el Gobierno, por medio de tres acuerdos presidenciales y tres ministeriales de Hacienda y Crédito Público, registró como deuda pública con Caruna un total de 1,255.3 millones de córdobas. Las entidades estatales en deudas con esta cooperativa eran La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas) y la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI).