OEA mantiene silencio sobre caso Nicaragua

Sergio Jellinek. portavoz de la OEA, no quiso brindar información al Diario LA PRENSA, sobre los motivos que obligaron a la misión de la OEA salir del país.

La misión de la OEA que vino al país aún no explica por qué canceló su agenda de trabajo, la cual sostendría con partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil.LA PRENSA/W.LÓPEZ

“Es un mal momento ahora porque estamos en la asamblea de cancilleres. (por la crisis de Venezuela). Estamos en otra cosa, ¿OK?”.

Así respondió Sergio Jellinek, portavoz de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuando LA PRENSA, le preguntó sobre los motivos por los cuales la misión, que llegó al país el pasado 22 de mayo, abandonó abruptamente el país sin cumplir con su agenda de trabajo.

La misión de la OEA tenía programada con partidos políticos y representantes de la sociedad civil reuniones para abordar temas relacionados con la observación electoral y el Memorándum de Entendimiento, que el gobierno de Daniel Ortega firmó con la OEA.
El vocero de la OEA prometió que la próxima semana brindaría información.

Lea más en: Abrupta salida de la OEA del país

LA PRENSA ha enviado tres correos electrónicos al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en los que se le pregunta sobre el proceso de negociación con el gobierno de Ortega y lo relacionado con la observación electoral municipal, pero hasta hoy no se recibe ninguna respuesta de su parte.

Conversaciones

Las conversaciones entre la OEA y el ejecutivo de Daniel Ortega se dan desde octubre pasado, después de que Almagro presentara al Gobierno un informe sobre Nicaragua, que entonces celebraba un proceso electoral presidencial, caracterizado por la exclusión de la oposición.

Los opositores en el Frente Amplio por la Democracia (FAD) han dicho que no basta la presencia de la OEA para garantizar comicios transparentes.