Julio Vallejo será recordado con una muestra de arte contemporáneo

De la paleta de colores vivos y luminosos del maestro Julio Vallejo salieron la mayor parte de sus obras, preferencialmente de temas femeninos, de mujeres trabajadoras, de vendedoras, obras que fueron exhibidas en Nicaragua y otros países.

Nacatamalera, obra del pintor Julio Martínez. Esta pintura se expone junto a otras de grupo Inmanti, en homenaje al maestro Julio Vallejos. LAPRENSA/CORTESÍA

Julio Vallejo pionero de las figuras de mujeres nicas gorditas y exmaestro de la Escuela Nacional de Artes Plásticas,  será homenajeado por el grupo Inmanti con una exposición de arte contemporáneo en el Teatro Nacional Rubén Darío, anunció la pintora Nunzia Valenti.


Esta muestra de arte será inaugurada el próximo jueves 8 de junio a las 6:30 p.m., en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío y estará abierta hasta el 20 del mes, la entrada es gratis.


Se podrán apreciar obras en diversos formatos y tendencias artísticas que van del realismo, hiperrealismo, abstracto, de los artistas Constantino Hernández, Javier Sánchez, Mario Adolfo García, Pedro Vargas Winston Miranda y el pintor invitado Julio Martínez.

Formado por Rodrigo Peñalba

El maestro Julio César Vallejo Ugarte ejerció gran influencia en artistas como Sergio Velásquez, conocido como el “pintor de las gorditas nicas” y Cecilia Rojas, por su trabajo de máscaras, en ambos se aprecia un hábil manejo de la luz y de colores intensos, que el maestro Vallejo dejó impreso en sus obras semiabstractas y con el tema de la mujer.

Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes (1962-1965) recibió clases con el maestro Rodrigo Peñalba.

Así Vallejo llega a ser parte de la generación formada por el maestro Peñalba, en la que figuran el tico Rafa Fernández, el guatemalteco César Izquierdo, Leoncio Sáenz, Noel Flores, Arnoldo, Luis Urbina, Genaro Lugo, Silvio Miranda, Róger Pérez de la Rocha, Dino Aranda,  y los hermanos Santos y Efrén Medina.

Julio Vallejos / LAPRENSA/Cortesía
Julio Vallejos / LAPRENSA/ARCHIVO

Maestro de generaciones

Vallejo también se formó en la Escuela de Artes Plásticas de Cuba y en esta misma época de los años ochenta imparte clases en los Talleres de San Jacinto, entonces era su director Sergio Dávila.

Los jóvenes y los niños también fueron parte de sus alumnos, a los que impartió clases de pintura y dibujo en técnica libre por varias décadas, uno de sus últimos talleres fue para adultos en el Centro Cultural Mamá Delfina, en Los Robles.

Pintura del maestro Julio Vallejos. LAPRENSA/ARCHIVO
Obra del maestro Julio Vallejos. LAPRENSA/ARCHIVO

Pintor de temas femeninos

De su paleta de colores vivos y luminosos salieron la mayor parte de sus obras, preferencialmente de temas femeninos, de mujeres trabajadoras, de vendedoras, arte que fue exhibido en los principales centros de arte del país, en el Museo-Galería Josefina, Galería de Artes Visuales Añil, Galería Praxis, Códice, Epikentro, Contil y Génesis.

Así en otros espacios internacionales como el Museo de Arte de Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington; en la exposición Arte Contemporáneo Nicaragüense La Canción de la Selva Tropical, en Taipei, China, y en colectivas que organizaba Galería Praxis, en países centroamericanos, Europa y Estados Unidos.

Otros méritos

Por sus méritos en la docencia y arte logrado en más de cuatro décadas fue nombrado por el grupo Banco del Café y Fundemos Ciudadano Notable de Managua, en el 2000.

Cuatro años después la Asociación Cultural Julio Cortázar lo nombra Artista Benefactor.

Hoy el grupo de arte contemporáneo Inmanti le rinde homenaje a nueve años de su muerte. Este maestro nació un 7 de diciembre de 1942 y falleció un 22 de mayo del 2008, en Managua.

Raíces

“El arte de Julio Vallejo tiene profundas raíces en la pintura barroca de los grandes maestros europeos como Rembrandt, Caravaggio y Velásquez”, comenta el pintor Julio Martínez al reflexionar sobre la obra de este maestro.

Otro pintor que admiró Vallejos fue Chardin, pintor francés nacido en 1699, estudioso de los metales y del claroscuro, agrega Martínez. También está presente el lado del impresionista que el maestro Rodrigo Peñalba le inculcó y que aprovechó Vallejos en su paleta de tema social y sobre la mujer nicaragüense.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: