Infartos matan a los nicaragüenses

El Ministerio de Salud (Minsa) publicó este jueves un Mapa de Padecimientos de Salud de Nicaragua en el que revela que las principales causas de muerte en este país son: infarto agudo del miocardio, tumores malignos, diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica y enfermedad alcohólica del hígado.

infartos, enfermedades, causas de muerte, Nicaragua

Las enfermedades crónicas que más agobian a la población siguen siendo la hipertensión arterial, enfermedad reumática, diabetes, epilepsia, asma, cardiopatía, enfermedad renal crónica y problemas psiquiátricos. LA PRENSA/R.FONSECA

El Ministerio de Salud (Minsa) publicó este jueves un Mapa de Padecimientos de Salud de Nicaragua en el que revela que las principales causas de muerte en este país son: infarto agudo del miocardio, tumores malignos, diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica y enfermedad alcohólica del hígado.

La publicación, que contiene información por departamentos y municipios, explica que de 23,074 personas que fallecieron en 2016 un total de 2,970 sufrieron un infarto agudo del miocardio, por lo que la tasa de incidencia de este mal es de 4.7 por cada 10,000 habitantes.

Otras causas de muerte son los accidentes cerebrovasculares, neumonía, enfermedad pulmonar, enfermedad cardiaca hipertensiva, hipertensión arterial y accidentes vehiculares (sic).

Sin embargo, la población acude a los hospitales por otras causas: neumonía, diarrea y gastroenteritis infecciosa, fiebre sospechosa de dengue, trastornos de la vesícula biliar, vías biliares y páncreas, enfermedades del apéndice y diabetes mellitus.

En 2016 fueron hospitalizadas 455,850 personas en todo el país, de estas 32,283 enfermos con neumonía, es por ello que la incidencia de esta enfermedad es de 7.1 por cada 10,000 habitantes, detalla la publicación del Minsa.

Le puede interesar: Infarto ¿Cuáles son los síntomas?

Enfermedades crónicas

Por otro lado, las enfermedades crónicas que más agobian a la población siguen siendo la hipertensión arterial, enfermedad reumática, diabetes, epilepsia, asma, cardiopatía, enfermedad renal crónica y problemas psiquiátricos.

La publicación especifica que de cada 10,000 habitantes en Nicaragua 248.7 sufren hipertensión arterial, mientras tanto 117.6 padecen enfermedades reumáticas y 114.8 conviven con la diabetes mellitus.

Otras enfermedades infecciosas que están cobrando vidas entre la población son el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH/Sida) y tuberculosis. Hasta 2016 se reportaban 9,728 personas con VIH y 236 fallecieron por esta causa. Además, se identificaron 7,661 enfermos con tuberculosis y 124 murieron a causa de este mal.

Además: Ligero aumento de casos de VIH en Nicaragua

Epidemias controladas

Las epidemias siguen azotando el país, aunque las muertes son mínimas. En 2016 se reportaron 15 fallecidos por dengue y un total de 6,624 contrajeron la enfermedad, un comportamiento similar mantiene la malaria, que cobró dos vidas en 2016 y 6,369 personas enfermaron por esta causa.

Asimismo, dos personas murieron por hepatitis A y 1,087 enfermos fueron reportados. Además, el Minsa cuantificó 4,891 enfermos con leishmaniasis, zika 1,951, chikungunya 633, leptospirosis 521, chagas 123.

Tumores en la población

Otro enemigo silencioso de la población nicaragüense son los tumores malignos. Solo en 2016 fallecieron 2,777 personas por esta causa. De esas 317 desarrollaron tumor maligno del estómago, 290 tumor maligno del hígado y de las vías biliares intrahepáticas, 269 tumor maligno del cuello del útero, 233 tumor maligno de la próstata y 201 tumor maligno de la mama.

Entre las muertes por tumores malignos se encuentran 70 menores de 15 años, los más frecuentes entre los menores están la leucemia linfoide y mieloide, tumor maligno del encéfalo y tumor maligno de los huesos y de los cartílagos articulares.

Lea también: Mujeres vulnerables ante infarto

Complicaciones en el embarazo

Según el Minsa, el año pasado el 7.2 por ciento de las 145,193 embarazadas que fueron hospitalizadas tuvieron abortos naturales, es decir, 10,399 mujeres perdieron a sus bebés.

Otras 3,058 embarazadas sufrieron amenaza de aborto, 9,801 enfrentaron enfermedades infecciosas que complican el embarazo, parto y puerperio, 1,421 soportaron trabajo y parto complicado por sufrimiento fetal y 1,166 mujeres tuvieron parto prematuro, prolongado y hemorragia posparto.

Además, las embarazadas que acudieron a los hospitales sufrieron infección de vías genitourinarias, trastornos hipertensivos; placenta previa, desprendimiento prematuro de placenta y hemorragia anteparto; neuritis periférica en el embarazo, ruptura prematura de las membranas, hiperemesis en el embarazo; diabetes gestacional y neumonía.

La publicación del Minsa dice que en total se registraron 74,892 partos naturales y 32,445 partos por cesárea.