Conductor mató a tres y lesionó a dos, pero saldrá libre luego de pagar 10 mil dólares por las víctimas

Inicialmente los familiares de las víctimas pedían todo el peso de la ley, pero decidieron llegar a un acuerdo. Por cada fallecido deberá pagar 2 mil 500 dólares y mil 250 por los lesionados.

Accidente

Francisco Meza tenía recomendaciones médicas de no conducir, pero no hizo caso y provocó el fatal accidente. LA PRENSA/ ARCHIVO

Francisco Meza Ruiz, de 63 años tenía recomendaciones médicas de no conducir, pero no hizo caso y provocó un fatal accidente. El pasado 8 de mayo circulaba a exceso de velocidad, primero quebró dos señales de kilometraje en un bulevar y luego arrolló a siete personas en el kilómetro 18 de la Carretera a Masaya. Causó la muerte de tres personas y lesionó a dos.

No obstante el caso dio un giro inesperado en el inicio de juicio oral y público. El conductor obtuvo su libertad, ya que llegó a una mediación con los familiares de las víctimas y tiene hasta el 29 de junio para pagar 10 mil dólares.

Abuelo y nieto entre las víctimas

Adela del Carmen Ruiz Pavón era la única que permanecía hospitalizada, pero médicos del Hospital Antonio Lenín Fonseca le dieron de alta el pasado viernes. Así lo confirmó su hija Tania Paola Pavón, quien también perdió a su hijo Jeffrey Cardenal Pavón, de 2 años. La joven aseguró que ya le contaron a su progenitora de la muerte de su esposo Thelmo José Cardenal Villalta, de 48 años y de su nieto.

LEA: Jóvenes son los que más mueren en accidente de tránsito en Nicaragua

Inicialmente los familiares de las víctimas pedían todo el peso de la ley, pero decidieron llegar a un acuerdo. Por cada fallecido deberá pagar 2,500 dólares y 1,250 por los lesionados.

Las siete personas regresaban de la finca Los Mirandas, ubicada en ese tramo de carretera, donde realizaban labores de agricultura.

Don Thelmo quedó tendido sobre una canaleta. Mientras que los seis heridos fueron trasladados de urgencia al hospital de Masaya. Pero el niño Jeffrey Cardenal Pavón se rindió ante la muerte en el centro hospitalario.

Dos bicicletas que llevaba esta familia quedaron retorcidas. Las chinelas quedaron tiradas en la carretera y también una mochila donde llevaban yuca.