«Esto es por mi familia, esto es por el Islam», le dijo agresor a víctima apuñalada en Londres

Daniel ONeill, que al parecer entró de nuevo en el bar tras ser acuchillado mientras su atacante huía, tiene ahora una cicatriz de 17 centímetros que va desde la barriga hacia la espalda.

Londres

La Policía Metropolitana de Londres confirmó que ocho agentes armados abrieron fuego contra los tres terroristas autores del atentado del sábado, que dejó siete víctimas mortales y 48 heridos, 21 de ellos en situación crítica. LA PRENSA/ AP

La madre de un chico de 23 años herido en el atentado terrorista de Londres afirmó este domingo que el agresor que apuñaló a su hijo le dijo, antes de clavarle el arma, que lo hacía «por el Islam», según declaraciones recogidas por medios británicos.

A la salida del Hospital Kings College, al sur de Londres, donde visitó a su hijo Daniel, convaleciente, Elizabeth ONeill explicó a los periodistas congregados que el chico se encontraba con su novia saliendo de un local cuando fue agredido por un hombre que blandía un cuchillo.

Además: El Estado Islámico reivindica los atentados en Londres que dejaron siete muertos

«Acababa de salir del bar y se le acercó corriendo un hombre que le dijo Esto es por mi familia, esto es por el Islam y le clavó un cuchillo», relató la mujer, quien indicó que si bien todavía no hay un diagnóstico claro sobre el estado de salud de su hijo, los médicos no pueden descartar que haya podido sufrir daño en un riñón por el ataque.

La madre de Daniel ONeill, que al parecer entró de nuevo en el bar tras ser acuchillado mientras su atacante huía, reveló también que el joven tiene ahora una «cicatriz de 17 centímetros que va desde la barriga hacia la espalda».

«Hubo disparos, (los agentes) le dijeron a todo el mundo que se tumbara y después que se fueran a la parte de abajo del bar», agregó la señora.

ONeill elogió el trabajo «absolutamente fantástico» de la Policía británica, que trasladó a su hijo herido al hospital, así como la labor de las enfermeras y del personal médico.

«Estas personas dicen que cometen estos actos en nombre de Dios, lo que es una broma absoluta», apuntó en relación a los terroristas.

Con una  canasta de pan salvó una vida

Florin Morariu, un rumano que trabaja como cocinero en la panadería Bread Ahead, dijo que vio gente corriendo y algunos desmayándose. Dijo que vio a dos atacantes acercándose a otra persona. «Empezaron a meterle el cuchillo en… y me quedé congelado, no sabía qué hacer». Dijo que logró acercarse a un atacante y «golpearlo cerca de la cabeza» con una canasta de pan. «Había un automóvil con un altavoz que decía ‘corran, corran’’ y ellos (los policías) arrojaron una granada… y luego corrí «, añadió.

El ataque, perpetrado el sábado comenzó con un furgón que arrollaba a viandantes en el Puente de Londres, del que posteriormente salieron tres hombres con cuchillos que atacaron indiscriminadamente a ciudadanos en el cercano mercado de Borough.

A consecuencia del ataque murieron 7 personas y 48 fueron hospitalizadas en cinco centros médicos de la ciudad, de las que 36 sigue ingresadas y de ellas 21 «en estado crítico», según las últimas informaciones de los servicios de emergencia.

La Policía británica ha detenido hasta la fecha a doce personas tras haber efectuado varias redadas en el barrio de Barking, al este de la capital, por su presunta vinculación con lo sucedido.

Scotland Yard aún no ha desvelado la identidad de los tres agresores, abatidos por unos 50 disparos de ocho agentes que acudieron al lugar del incidente.