Se quejan por la destrucción de calles en Estelí

En el barrio Justo Flores, de la ciudad de Estelí, los pobladores se quejaron de las calles dañadas por el tránsito constante de camiones de la alcaldía

Sin el servicio de aguas negras y con las calles dañadas están en el barrio Justo Flores. LA PRENSA/ROBERTO MORA

Habitantes de un sector del barrio Justo Flores, de la ciudad de Estelí, se quejaron de los daños en las calles al sur del estadio de béisbol Rufo Marín, producto del tránsito constante de camiones de la alcaldía.

Carmen Espinoza relató que en esta época de invierno es difícil salir del barrio sobre todo cuando van a dejar a sus niños a la escuela debido al lodo que está en todas partes. En dicha zona solo se puede transitar en vehículos, refirió Samanta Rivera quien agregó que las motos «patinan» mucho y sus conductores se escapan de caer.

Le puede interesar: Bilwi afectado por prolongados racionamientos de energía eléctrica

Los quejosos responsabilizar de ese deterioro al tránsito constante de los camiones de la alcaldía. El parqueo del estadio Rufo Marín se ha convertido en una bodega de materiales de la alcaldía por lo que a diario llegan camiones volquetes, rastras, tractores y palas a dejar y sacar material. Esto ocurre a tempranas horas de la madrugada, refirieron los vecinos quienes también afirman que el ruido es insoportable.

Lea también: Posponen juicio contra defensora de derechos humanos en El Tuma-La Dalia

Por otro lado, este barrio que tiene muchos años de haber sido fundado, no cuenta con el servicio de aguas negras, por lo que sus calles también están inundadas de aguas putrefactas, aseguró doña Adilia Osegueda quien por su avanzada edad asegura que ha escapado de accidentarse por el mal estado de las vías.

Los ciudadanos hicieron el llamado a las autoridades municipales para que brinden atención urgente a este problema.

Primero las aguas negras

El arquitecto Wilfredo Rodríguez responsable de obras municipales de la alcaldía de Estelí reconoció que existe esa afectación en el barrio Justo Flores, por el mal estado de las calles.

Sin embargo consideró que el problema está porque aún no se han introducido las aguas negras en dicho sector lo que ha dificultado llevar un proyecto de adoquinado.

Lea además: Suspenden juicio en contra de acusado de matar a líder indígena en Rosita

Así mismo dijo que el parqueo del estadio de beisbol Rufo Marín fue convertido en una bodega ya que la alcaldía solo tiene dos bodegas de materiales y actualmente no tienen espacio porque están desarrollando varios proyectos simultáneamente.

Refirió que el uso del parqueo del estadio es provisional, ya que ese centro será rehabilitado para las actividades deportivas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: