LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Educación financiera
Sapjha Hamad E.

Nación privilegiada

Sin duda alguna el Señor fue generoso con los nicaragüenses. Nos entregó una nación con uno de los territorios más ricos en recursos naturales.
Tenemos el lago más grande de Centroamérica y uno de los extensos del continente. El río más largo de agua dulce del istmo y la mayor biodiversidad de toda la  región que incluye  doce mil especies de plantas, casi dos mil de vertebrados incluyendo 176 de mamíferos, más de seiscientos de aves, 170 de reptiles,  65 de anfibios, casi cincuenta especies de peces de agua dulce  y más de veinte mil de insectos.

Cuatro tipos de bosques y una de las reservas naturales más grandes de la región aunque poco a poco la mano del hombre la ha ido devastando como aquel ser humano que con una enfermedad  pulmonar va minando su organismo.

Los especialistas afirman que nuestro territorio es tan privilegiado que cualquier amante de la naturaleza puede subir hasta la cima de los volcanes y encontrar desde la vida silvestre amazónica, hasta las coníferas en su estado original, parecidas a las de cualquier región  del oeste templado norteamericano.

Con este tesoro en nuestras manos, hoy Día Mundial del Medioambiente me pregunto… ¿qué estamos haciendo por preservarlo? ¿Cuánto conocen nuestros jóvenes realmente  de nuestro país? Se están cumpliendo las leyes de protección y preservación del ambiente, conocemos que incluye nuestra flora, fauna, aire, y otros recursos renovables y no renovables?

La naturaleza  privilegia, pero también castiga,  con el paso de huracanes se han deteriorado nuestros bosques;  por sequías se han secado ríos y lagunas, y peor aún, la mano del hombre  contamina nuestras ricas fuentes acuíferas con desechos tóxicos y de otros tipos, destruyendo lo más preciado que tenemos: el agua.

Organismos ambientalistas y otras instituciones como Financiera FDL impulsan algunas campañas  pero a pesar de estas y los continuos llamados a  cuidar nuestro ambiente;  parte fundamental del  respeto al Estado de derecho de un país,  la nación se sigue deteriorando en forma alarmante y dramática.

En muchos lugares del país, nuestros habitantes tienen que hacer fila frente a pipas de agua  para cubrir algunas necesidades o bien caminar largas distancias para encontrar lo que quedó de un río o un pozo y   obtener por lo menos agua para  calmar su sed.

No es posible  entender que el país con la mayor cantidad de agua dulce de la región su población perezca  por su escasez y su fauna tenga que emigrar o sucumbir  por el deterioro de nuestra flora.

En nuestra capital, cada vez que llueve las corrientes arrastran gran cantidad de desechos sólidos producto de una falta de cultura y amor de una población que ha convertido la ciudad en una de las más sucias de la región.

Y qué decir de la venta de nuestra fauna alguna en extinción, en las carreteras o en los mercados o la caza indiscriminada muchas veces no con el interés de saciar el hambre, sino con el ingrato deseo de lucir un trofeo en las redes sociales.

Nicaragua es única y es responsabilidad nuestra salvarla de la destrucción a la que la estamos sometiendo para satisfacer intereses económicos sin importar que las futuras generaciones solo disfrutarán del recuerdo de lo que un día fue una nación privilegiada.
La autora es periodista.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: