Pago de hipotecas se debitará de planilla

La banca local solicitó que el pago de las cuotas de los créditos hipotecarios se realice a través del descuento automático en planilla, mediante reforma a la Ley 677, Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social

Pago de hipotecas, Nicaragua, planilla, salario mínimo

El trabajador que adquiera una deuda hipotecaria, si lo desea, puede solicitar que el pago de la cuota se le deduzca de su salario. LA PRENSA/ARCHIVO

La banca local solicitó que el pago de las cuotas de los créditos hipotecarios se realice a través del descuento automático en planilla, mediante reforma a la Ley 677, Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social.

El mecanismo, de ser aprobado, será el empleado quien decidirá si desea autorizar a su empleador a realizarle tal débito.

En el capítulo XI dicha Ley establece la creación del Régimen Especial de Descuento Automático de Planilla.

Le recomendamos leer: Vivienda de interés social en Nicaragua pierde impulso

Actualmente, el mecanismo es exclusivo para el pago de créditos para construcción, reparación y compra de vivienda unifamiliar, el concepto sería ampliado.

Para tal fin, el Ejecutivo envió a la Asamblea Nacional una propuesta de reforma a la Ley 677.

La reforma también pretende eliminar las multas a las empresas que no cumplan con el débito automático en las fechas establecidas. Esto pretenden incentivar a los empleadores a que presten este servicio a sus trabajadores.

El deudor decidirá

De aprobarse estas reformas el trabajador que adquiera una deuda hipotecaria, si lo desea, puede solicitar a la entidad bancaria que el pago de la cuota se le deduzca de su salario; una vez autorizado el mecanismo el banco le notificaría a su empleador para que haga efectivo el trámite de deducción en la planilla.

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), afirma que ese sistema de deducción automática de planilla es totalmente voluntario, pero ofrece beneficios a los deudores. Sin embargo, serán ellos quienes elijan el mecanismo para cubrir las cuotas de su crédito.

“Esto ayuda a la persona a garantizar que su cuota va a estar destinada para su vivienda, eso va a ser a través del empleador. Eso también es una garantía que estás trabajando, que podés pagar la cuota”, continúa Lacayo.

Le puede interesar: Constructores de Nicaragua optimistas con crecimiento

Por su parte Ricardo Meléndez, expresidente de Cadur, considera que será como “un sistema de apoyo de parte del empleador a su empleado, porque le va a evitar que se retrase con las cuotas o vaya a estar pensando que tienen que ir a pagar la cuota”.

Juan Carlos Argüello, presidente de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), dice que esa solicitud de reforma al esquema de deducción de planilla es una propuesta que la banca privada ha venido solicitando desde hace seis años.

“Lo que estamos básicamente es copiando los esquemas que han funcionado en Panamá (…). No tiene ningún costo, el banco no cobra por eso, porque lo que haría es facilitar y agilizar el producto. Que tenga mejores índices de comportamiento de pago, entonces más dinero va a fluir para financiar viviendas de interés social”, explica Argüello.

¿A quiénes va dirigido?

Según Argüello, este esquema de pago estará dirigido a los nuevos créditos hipotecarios. Pero no se descarta la inclusión de deudores antiguos.

Para el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, lo que busca la reforma es “que quienes no tengan acceso a este tipo de financiamiento lo tengan y esto no solo se está buscando para vivienda (…), lo que estamos es asegurando con los trabajadores del Estado, no conozco que ninguno de los trabajadores del Estado tenga débito automático que le estén pagando al banco, de parte del Tesoro no conozco”.

Cuando haya cambios

La Ley establece que cuando un trabajador que elija este esquema para pagar su crédito hipotecario cambie de trabajo, deberá notificar a la entidad bancaria el cambio y el nuevo empleador está obligado a asumir la responsabilidad de deducir del pago dicha cuota, siempre y cuando no afecte las otras deducciones como las de Seguridad Social, Impuesto sobre la Renta, pensión de alimentos y otras deducciones de Ley.

Pasó a consulta

La propuesta de reforma a la Ley 677, Ley Especial para el Fomento de la Construcción de la Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social (Ley 677), presentada por el Ejecutivo la semana pasada, fue remitida este miércoles por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional a la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos para su respectiva consulta.

Jenny Martínez, diputada sandinista designada y presidenta de dicha comisión, explicó que las consultas iniciarán el próximo martes. Participarán representantes del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) y la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp).

Lea también: Tres de cada 10 nicas con casas inadecuadas

“Con esta reforma se busca que todos los trabajadores de empresas públicas y privadas puedan utilizar de forma voluntaria el descuento (o débito directo) de su pago de planilla para acceder a un crédito de vivienda, eso se lo solicitarán por escrito a su empleador… antes estaba limitado este régimen para (los préstamos de) las viviendas unifamiliares o de interés social, ahora se va a ampliar”, dijo Martínez.

Colaboración de Lucía Navas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: