Katy Perry se muestra más atrevida en su nuevo álbum

Katy Perry está de vuelta: tras un año de retiro, lanza el viernes su álbum Witness, donde la inocencia de sus primeros éxitos deja lugar a temas mucho más osado

Perry

Esta imagen de portada publicada por Capitol Records muestra Witness, el último lanzamiento de Katy Perry. (Capitol Records vía AP)

Katy Perry está de vuelta: tras un año de retiro, lanza el viernes su álbum Witness, donde la inocencia de sus primeros éxitos deja lugar a temas mucho más osados.

Katy Perry, la reina de Twitter, con casi 100 millones de seguidores, compuso Witness en su casa de Santa Bárbara, California, donde se ha reconciliado con sus padres, especialmente creyentes.

A los 32 años, la superestrella pop ha descubierto la edad adulta, que acompaña con su nuevo look, estrenado hace unas semanas, de cabello muy corto y decolorado.

Su sexto álbum, con un sonido sensual e historias atrevidas, es el primero de Perry desde 2013 y acaba con un retiro de un año que se tomó la artista luego del éxito de su álbum Prism y su respectiva gira.

Bought a #WITNESSTHETOUR 🎟? ➡️ Then keep an 👁 on your email to get #WITNESS 💿! 🙌🏼

Una publicación compartida de KATY PERRY (@katyperry) el

Perry, que ha dominado la última década las principales radios y las playlists adolescentes con su seguidilla de hits, optó por dejar de lado el pop sintetizado.

La diva le imprime una energía disco retro al primer single, Chained to the Rhythm, pero la mezcla con fuertes ritmos de Rhythm and Blues y hip hop.

Nicki Minaj comparte las rimas de su poderoso rap en Swish Swish, con un sonido urbano y funky, mientras que el trío Migos la acompaña en Bon Appetit.

Este tema muestra una nueva cara de Perry, quien le canta a los placeres del sexo oral: «Recién salido del horno, un amor que se derrite dentro de tu boca».

Puedes leer también: Katy Perry habla sobre su bisexualidad

En Roulette, un pegadizo pop bailable, la Perry más madura describe su nuevo gusto por el romance peligroso.

Perry también da más espacio a su propia voz, mostrando su talento para pasar de claramente gutural a tener rangos suaves y altos. Lo hace en particular, sobre una música electrónica sobria, en los temas Miss You More y Into Me You See.

¿Ataque a Taylor Swift?

En un guiño a su estilo rapero, Swish Swish sirve a Perry para lanzar lo que suena a advertencia: «Es gracioso, mi nombre sigue saliendo de tu boca / porque sigo ganando».

Swish Swish promete avivar la especulación sobre si se trata de una respuesta a la megaestrella Taylor Swift, cuya canción Bad Blood fue, a su vez, percibida ampliamente como un ataque a Perry.

Más allá de la rivalidad, tanto Perry como Swift acudieron para sus últimos álbumes a los productores suecos Max Martin, Ali Payami y Shellback, quienes tras bambalinas han creado algunos de los mayores éxitos del siglo XXI.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: