Director de Freedom House: Ortega establece una «dictadura capitalista»

El director para América Latina de la organización Freedom House, Carlos Ponce, dijo que el presidente designado Daniel Ortega ha establecido un modelo único en la región, que describió como “una dictadura capitalista”

endurecer penas

Daniel Ortega, presidente designado por el Consejo Supremo Electoral. LA PRENSA/ARCHIVO

El director para América Latina de la organización Freedom House, Carlos Ponce, dijo que el presidente designado Daniel Ortega ha establecido un modelo único en la región, que describió como “una dictadura capitalista”.

Ponce habló vía telefónica con LA PRENSA sobre la situación de la democracia en el mundo, la instauración de un “autoritarismo moderno” y las similitudes con Rusia.

La conversación se da en el marco de la publicación de un estudio de Freedom House bajo el nombre de Ruptura de la democracia. Metas, estrategias y métodos del autoritarismo moderno.

¿En qué estado se encuentran las democracias en el mundo?

Hay un autoritarismo moderno que ha sustituido los modelos totalitarios que existían hasta la caída de la estructura soviética. Ha tomado formas electorales en algunos casos o han aprovechado las reglas del juego existente o han manipulado los sistemas.

Hay un rompimiento de la democracia utilizando otras formas. Vemos en América Latina, en países como Venezuela, cómo se aprovecharon del sistema democrático para imponer una dictadura totalitaria sangrienta; en Rusia, Vladimir Putin, ha manejado lo que existía y ha establecido un sistema autoritario moderno, donde primero tomó control de los medios de comunicación, ha utilizado la propaganda sobre los supuestos beneficios del sistema, ha golpeado a la sociedad civil y la ha debilitado, hay persecución a los disidentes, han eliminado el pluralismo político, han cerrado las ventanas.

Lea además: Señalan “populismo” tras las reformas penales

Las elecciones no justas, impuestas donde tratan de utilizar supuestas mayorías para tratar de debilitar las estructuras democráticas, el populismo como una forma de gobierno y la forma en que además manipula las estructuras de poder y la captura de las instituciones del Estado.

¿Existe alguna diferencia entre autócratas como Vladimir Putin, Daniel Ortega, Nicolás Maduro o (Bashar) Al Asad? ¿Qué patrones se repiten?

Se repiten patrones como el irrespeto por completo a la disidencia política, control en las instituciones del Estado, el populismo del autócrata es una figura mesiánica que todo lo controla, todo lo lleva, hay una manipulación del mensaje del discurso pseudodemocrático que hablan de que son electos, que tienen mayoría del pueblo con ellos, que son la voz del pueblo, y en algunos casos ya eso no es así, como en Venezuela, que ha perdido la voluntad popular, pero (el régimen) no lo acepta.

¿La estrategia de Rusia es la misma que han adoptado países como Nicaragua y Venezuela?

En Rusia, ¿cuáles fueron los primeros patrones de control político social de Putin cuando asumió el poder? Fue el control de los medios de comunicación. Lo primero fue comprar y neutralizar a los medios y con eso tuvo el primer paso, los asusta, los censura por represión o presión y los somete. Lo mismo hizo el finado Hugo Chávez, lo mismo hizo Daniel Ortega: los medios que no controlaba los compró directamente o a través del empresario amigo (Ángel González), después fue el control de las instituciones.

También: Activistas en Estados Unidos temen fin de TPS

En el caso de Rusia se avalaron las relaciones con ciertos empresarios privados que querían sacarle beneficios al Estado y es cómo el empresariado florece de la mano de negocios con Putin.

Puedes ver un caso similar en Nicaragua con el Cosep (Consejo Superior de la Empresa Privada), donde a los empresarios no les importan las bases democráticas mientras tengan el favoritismo del régimen. Son felices sin importar el deterioro del país.

En el inicio del gobierno de Hugo Chávez muchos empresarios trataron de sumarse al Gobierno y surgieron una serie de empresarios muy afines al gobierno chavista, pero la voracidad del régimen después se los llevó a todos por delante.

¿Qué piensa de Ortega, quien tiene como vicepresidenta a su esposa?

El problema de Nicaragua es que no hay ningún tipo de monitoreo social–no solamente el control de todos los poderes del Estado– con el Plan Techo o con otros casos de corrupción.

Vemos cómo progresivamente continúa el manejo de reformas de instituciones para coartarles las libertades y vamos a ver cómo continuará avanzando esa reforma judicial para terminar de asfixiar el poder judicial y las libertades de expresión que son limitadas.

Lea además: Nicaragua: asesinatos de mujeres quedan en impunidad

Creo que Daniel Ortega encontró una fórmula mágica, que es el cambio de la visión de la revolución que él tenía en mente unas décadas atrás, de transformaciones sociales a una “robolución”.

El modelo de Nicaragua está siendo único, de una dictadura capitalista donde es el control político, social, institucional, dejando avenidas abiertas para el manejo con la empresa privada en algunos de los negocios del Estado.

El endeudamiento internacional está favoreciendo a la empresa privada en los negocios en los que además tiene participación la familia de Ortega. Hay todo un vicio del manejo económico de Nicaragua, un control político, una dictadura moderna.

¿Usted cree que esa relación entre Ortega y la empresa privada tiene fecha de expiración?

Hasta que se le acabe la capacidad de endeudamiento de Nicaragua.

¿Quién es el personaje?

Es el director regional de Freedom House para América Latina. Freedom House es una organización no gubernamental con sede en Washington DC y con oficinas en una docena de países. El organismo conduce investigaciones y promociona la democracia. Ponce fue expulsado de Nicaragua en febrero del 2015, después que ese organismo publicó un informe sobre el retroceso democrático en el país.

Vemos cada año cómo democracias más estables han sido transformadas por populismos autoritarios y quienes vienen sufriendo son los medios, derechos humanos y libertades”.
Carlos Ponce, director de Freedom House.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: