Muere el excanciller y sacerdote Miguel D’Escoto Brockmann

Miguel D'Escoto Brockmann, sacerdote católico de la orden Maryknoll, excanciller y político, falleció este jueves "de manera inesperada", anunció Rosario Murillo, vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Miguel D'Escoto Brockmann

Miguel D’Escoto Brockmann. Expresidente de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) LA PRENSA/AP/ARCHIVO

El excanciller del régimen sandinista en los ochenta, el sacerdote Miguel D’Escoto Brockmann, murió este jueves en Managua a los 84 años, producto de una larga enfermedad que lo aquejaba desde hace meses.

La información fue dada a conocer por la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral (CSE) Rosario Murillo en un mensaje divulgado la tarde de este jueves en los medios oficialistas.

D’Escoto Brockmann, nació en Estados Unidos porque su padre, Miguel Escoto, era un importante diplomático del dictador Anastasio Somoza García.

Vea también: La vida de Miguel D’Escoto Brockmann en imágenes

Era tanto la cercanía del padre del sacerdote con el fundador de la dinastía somocista, que Somoza García fue el padrino de D’Escoto Brockmann.

En los años setenta, después de haber sido ordenado sacerdote de la orden de los Maryknoll, D’Escoto Brockmann, abrazó la teología de la liberación que entró en contradicciones serias con el Vaticano y en 1977 ingresó en secreto a formar parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), cuando ese partido era una guerrilla que había sido fundada por Carlos Fonseca y posteriormente, como miembro del Grupo de los 12, expresó públicamente su simpatía por el FSLN.

Le puede interesar: La tormenta de D’Escoto

D’Escoto Brockmann fue de los pocos intelectuales sandinistas que permaneció leal a Daniel Ortega. Cuando Ortega volvió al poder nombró al sacerdote representante de Nicaragua en las Naciones Unidas.

El excanciller fue luego presidente de la Asamblea General e Naciones Unidas en 2008.

Suspendido por el papa

En 1984, el papa Juan Pablo II prohibió a D’Escoto Brockmann oficiar misa. La prohibición también fue extensiva para los sacerdotes Ernesto Cardenal (trapense), Fernando Cardenal (jesuita) y Edgard Parrales (diocesano), todos ellos tenían un cargo oficial en el gobierno sandinista de los ochenta y simpatizaban con la Teología de la Liberación. El papa Francisco dejó sin efecto esta prohibición en 2014.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: