Tragar un pez vivo, un inusual tratamiento en la India para curar el asma

Los peces en su camino hacia el estómago limpian la garganta y curan permanentemente el asma, así como otros problemas respiratorios.

ASMA

Miles de indios no dudaron en hacer fila y apretarse la nariz para tragar pequeños peces vivos en la ciudad de Hyderabad, en el sur del país. Se trata de un inusual tratamiento tradicional para el asma. LA PRENSA/ AP

Más de cinco mil indios hacen fila en el sur del país, pellizcando sus narices y su lengua para tragar pescado vivo en un tratamiento tradicional inusual para el asma. Cada año, en junio, los pacientes de asma se reúnen en la ciudad sureña de Hyderabad para tragar el pescado relleno con una pasta de hierbas amarillas, esperando que les ayude a respirar más fácilmente.

Los pescados de murrel de cinco centímetros (dos pulgadas) se deslizan en las gargantas de pacientes en un tratamiento extraño que los deja con la boca cerrada literalmente.

La familia Bathini Goud, que administra el tratamiento, dice que los peces en su camino hacia abajo limpian la garganta y curan permanentemente el asma, así como otros problemas respiratorios. Pero la familia se ha negado a revelar la fórmula secreta que dicen haber obtenido de un santo hindú en 1845.

Los padres a menudo se ven obligados a abrir la boca de los niños reacios, que lloran al ver los peces retorcidos, mientras que otros le pellizcarse la nariz, inclinan la cabeza hacia atrás y  los hacen cerrar los ojos.

Lea también: ¿Cómo prevenir el asma?

Miles de personas viajan de toda la India para la medicina gratuita durante un período de dos días, cuyas fechas específicas están determinadas por el inicio del monzón cada mes de junio.

«Medicina de pescado»

Grupos de derechos humanos y médicos se han quejado de que el tratamiento es «anticientífico», una violación de los derechos humanos y antihigiénico, afirmaciones rechazadas por la familia.

El gobierno indio organiza trenes especiales para el festival de «medicina de pescado» cada año y  asigna policías adicionales  para controlar a las multitudes.

Después de digerir el tratamiento, a los pacientes se les dice que sigan una dieta estricta durante 45 días.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: