Zona Franca en Nicaragua inyectará millones en ajuste salarial

Para 2022 los trabajadores que laboren en las empresas del régimen preferencial de zona franca estarán gozando de un salario superior a los 7,000 córdobas como resultado del cuarto acuerdo tripartito

Zona franca, Nicaragua, ajuste salarial

LA PRENSA/ARCHIVO/ Guillermo Flores Morales

Para 2022 los trabajadores que laboren en las empresas del régimen preferencial de zona franca estarán gozando de un salario superior a los 7,000 córdobas como resultado del cuarto acuerdo tripartito que empresarios, sindicatos y Gobierno firmaron ayer y que contempla el aumento salarial de los próximos cinco años.

El acuerdo establece un incremento anual de 8.25 por ciento a la paga mínima de los más de 115,000 trabajadores que esas empresas emplean y que en 2017 el salario mínimo por Ley es de 5,044.69 córdobas.

Sobre esa base, las más de 264 empresas que la Comisión Nacional de Zona Franca (CNZF) dice que operan en ese régimen tendrán que pagar un mínimo de 5,460.87 córdobas a partir del primero de enero de 2018 y cada año se le aplicará el porcentaje de aumento ya acordado para el quinquenio.

Este acuerdo permitirá que en 2022, último año negociado, el salario mínimo de este sector alcance los 7,498.46 córdobas mensuales. Los empresarios de ese sector estiman que solo en el primer año el desembolso adicional mensual sería de al menos 47.86 millones de córdobas, es decir un poco más de 1.57 millones de dólares al cambio actual.

En el primer este desembolso adicional producto del incremento salarial puede ser inclusive mayor, porque según representantes del sector algunas de estas empresas pagan horas extras más la incorporación de nuevos trabajadores previstos para este año.

“Este acuerdo tripartito ha sido reconocido a nivel internacional y desde 2009 cuando se firmó el primero, nos hemos dado cuenta que es un modelo que trae estabilidad laboral y a los empresarios les trae tranquilidad y nos permite generar más inversiones… La base fundamental del crecimiento en las inversiones en zona franca y generación de empleo han sido estos acuerdos”, dice Álvaro Baltodano, delegado presidencial para las inversiones y presidente de la CNZF.

Pudo ser más

El aumento pactado de forma tripartita, según Roberto González, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), no cumplió al menos con sus expectativas.

“Quizá no era la expectativa de los trabajadores, pero hemos aceptado este acuerdo para seguir aportando a la paz social, a la estabilidad, al crecimiento, atracción de inversiones y empleos de nuestro país porque esa es la apuesta que hacemos y seguiremos haciendo”, manifestó González.

Las tareas pendientes en zona franca

Durante semanas las asociaciones sindicales del país que velan por la estabilidad de los empleos en las empresas de zona franca prepararon una propuesta que además del salario incluía una serie de mejoras en las condiciones laborales, metas de producción y el enfoque de género.

En el cuarto motivo de exposición del acuerdo se dice que se continuará trabajando en una subcomisión el tema relacionado con el acceso a vivienda y que se creará una subcomisión para abordar temas de género.

Pedro Ortega, secretario de Asuntos Laborales de la Confederación de Trabajadores de las Zonas Francas, explicó que entre las tareas pendientes de los empresarios de ese sistema que goza de amplios beneficios fiscales, está la construcción de los Centros de Desarrollo Infantil (CDI), con el fin de que las madres puedan concentrarse más en el trabajo y por ende mejorar los rendimientos.

Baltodano dijo que ese es un aspecto en el que poco a poco se sigue trabajando, pese a no tener a mano cuántos son los CDI que existen en los parques industriales ni cuántas son las familias que se han beneficiado por la disposición de viviendas de bajo costo para los trabajadores del régimen de zona franca.

“Las empresas han venido creando condiciones para los trabajadores, buscan tener dispensarios médicos, guarderías, CDI, todas lo hacen, unas en menor grado otras en mayor, como los Yazaki en León con un proyecto habitacional porque además es la única forma que hay para retener a los trabajadores que saben bien cuáles son las que mejores incentivos ofrecen”, manifestó Baltodano.

zona franca

¿Y la infraestructura?

En diferentes ocasiones trabajadores de zona franca han denunciado el mal estado de algunos parques, así como problemas de salud que sufren producto de las condiciones laborales.

El viceministro del trabajo, Enrique Espinoza expresó en febrero de 2016 que todas las empresas tenían sillas ergonómicas para los empleados, pero tras la visita a una empresa usuaria en Ciudad Sandino en Managua, se constató que las condiciones eran incómodas para aquellas personas.

Al recordarle esas declaraciones al funcionario y cuál era el avance estimado explicó que esas son situaciones puntuales y estaba ligado a la renovación de personal.

“Se trabaja constantemente y ese es el flujo de cuando crecen las empresas y nosotros tenemos que estar inspeccionando no solo el tema de las sillas, sino también la iluminación y ventilación y por eso eso les pedimos que nos ayuden al Ministerio del Trabajo en esa labor”, manifestó el funcionario.

Zona franca

Agresiva apuesta laboral

El delegado presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano, explicó que una de las apuestas de la Comisión Nacional de Zona Franca (CNZF) para 2020 o 2021 es que el empleo en ese sistema preferencial sea para unas 150,000 personas.

Al cierre de 2016 el empleo entre las 264 empresas que la Comisión registró generó 115,106 plazas, indica el Banco Central de Nicaragua en su portal informativo.

salario en zona franca

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: