Bayardo Arce niega recorte de medicinas en INSS

Según el asesor para Asuntos Económicos de la Presidencia, Bayardo Arce no existen pruebas de que el INSS haya dejado de entregar algunos medicamentos a sus usuarios

El asesor para Asuntos Económicos de la Presidencia, Bayardo Arce, negó que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) haya recortado la lista de medicamentos que se entregan a los asegurados y pensionados. Y atribuyó las denuncias individuales y de organizaciones de jubilados sobre dichos recortes a la escasez “normal y natural” de las medicinas y a la “libertad de expresión” en el país.

“No hay ni una, ni una medida que se haya tomado todavía con el INSS, ni una. Todo está en estudio”, insistió Arce ante los periodistas después de participar en la inauguración del Seminario Nacional de Contabilidad, organizado por el Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua (CCPN).

Le recomendamos leer: INSS gasta más dinero en banderas y menos en medicamentos

Además, confirmó que el Ejecutivo formó una comisión especial que ya analiza “el tema de las finanzas” del INSS, institución que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), podría entrar en insolvencia a partir del 2019.

Arce afirmó que no existen pruebas de que el INSS haya dejado de entregar algunos medicamentos a sus usuarios. Y pidió a los medios divulgar los esfuerzos que hace por entregar medicinas especializadas a usuarios que no cuentan con los recursos para comprarlas.

“Dicen que no hay medicinas, pero yo no veo esos movimientos que me estén demostrando. Si hubiera, ustedes serían los primeros en estar ahí con las cámaras y el montón de gente a la que no le dieron la medicina”, sostuvo Arce.

Lea además: INSS aprovecha vacíos legales y hace recortes

El asesor económico añadió que “a veces escasean algunas medicinas y es normal y natural”. Además afirmó que la institución “hace grandes esfuerzos para mandar a traer medicinas especiales para mucha gente humilde que no tiene con qué comprarlas”.

INSS
LA PRENSA/ARCHIVO

Arce se burla de denuncias en redes sociales

En cuanto a las quejas que muchos usuarios del INSS han expresado en las redes sociales por la falta de entrega de medicamentos, Arce dijo que en las redes sociales las personas pueden poner lo que quieran. “Te podés poner vos blanco, pelo amarillo, como Donald Trump, guapísimo podés salir ahí”, sostuvo.

No obstante, jubilados que padecen enfermedades crónicas han denunciado en las últimas semanas que el INSS les ha recortado sus medicamentos. Dicha denuncia fue confirmada por líderes gremiales, como el presidente de la Unión Nacional de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores (Unajupam), Rigoberto Muñoz.

Te puede interesar: ¿En qué ha invertido el INSS el dinero de los cotizantes?

“Ellos mantienen su posición de reducir medicamentos porque (afirman que) están entregando demasiado, violando la canasta básica que ellos tienen. No quedamos en nada, vamos a esperar la (respuesta a la) carta que le enviamos a Roberto López (presidente del INSS) y vamos a preparar las condiciones para convocar una gran marcha de los afectados, que son los asegurados y pensionados”, expresó Muñoz la semana pasada.

Denuncia de jubilados

Por su parte, el representante de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Nicaragua (Ajupin), Gustavo Martínez, señaló que el INSS está vendiendo algunos medicamentos a los jubilados.

“Aquí en Chichigalpa (Chinandega) en el Hospital La Fraternidad tienen la farmacia adentro y ahí venden el medicamento”, sostuvo Martínez.

Además, el pasado 29 de mayo el jubilado Henry Briceño denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que un grupo de personas lo reprimieron a él y a otros tres ciudadanos, cuando protestaron por la falta de medicinas en la Policlínica Bolonia, que pertenece al grupo de Servicios Médicos Especializados (Sermesa) del INSS.

“Se bajaron (de una camioneta) de forma muy agresiva y se abalanzaron sobre mi persona, me pegaron una pechada para arrebatarme la pancarta… Lógico, la primera reacción de nosotros es de sorpresa”, expresó Briceño.

Lea también: ¿Qué opciones quedan para salvar al INSS?

Luego, al preguntar qué pasaba, según Briceño, los agresores les respondieron: “‘Nada, hijos de p…’ (Luego) se subieron al vehículo y se fueron”, relató el jubilado.

Pero Arce atribuyó estas denuncias “a la libertad de expresión, la libertad de pensamiento y la democracia que hay en el país”.

En cuanto a la comisión especial que busca una salida a la crisis que enfrentan las finanzas del INSS Arce se limitó a decir: “Entiendo que el presidente (Daniel Ortega) formó una comisión especial que está trabajando sobre las finanzas del INSS”. Y no brindó más detalles.

Déficit financiero

El INSS cerró el primer trimestre del 2017 con un incremento del 985.9 por ciento en su déficit financiero operativo. Según el balance financiero publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN), en dicho trimestre la entidad percibió 5,739.9 millones de córdobas en ingresos, que fueron insuficientes para cubrir los gastos operativos, que sumaron 6,092.5 millones de córdobas.

En mayo la misión del FMI que visitó el país recortó de 2024 a 2019 la sostenibilidad de las finanzas del Seguro Social y advirtió que de no aplicarse medidas existe el riesgo de que dentro de año y medio el pago de pensiones tenga que ser asumido por el Presupuesto General de la República, que de por sí opera con déficit.

Lea además: INSS no logra sostenerse con los ingresos que aportan empresas y trabajadores

Es por ello que el organismo le propuso al Gobierno una serie de medidas que podría salvar a la entidad. Entre estas figuran el incremento de la edad de jubilación, hacer recortes en las prestaciones sociales, incrementar las semanas cotizadas y el aporte de las empresas y trabajadores. Pero el Gobierno descartó lo relacionado con las semanas cotizadas y la edad de jubilación.

Privados no darán más

Ante la crisis financiera que enfrenta el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y las medidas que se barajan para salvarlo, el sector privado advirtió que no pondrá “ni un centavo más” a través del aporte patronal. Reiteró que debe ser el Gobierno el que asuma esa responsabilidad, ya que en la última reforma administrativa consensuada en 2013 aseguró que esta garantizaría la viabilidad de la institución hasta 2034. Además, los empresarios consideran que la institución no ha creado la infraestructura necesaria para atender a algunos sectores, como el agropecuario.

No se descartan cambios

Para la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), aunque el Gobierno, a través del presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, haya salido a decirle a la población que no contempla elevar la edad fijada para jubilarse (60 años) ni el mínimo de semanas cotizadas (750) para acceder a una pensión, eso no significa que al momento de negociar el rescate de la institución esos requisitos queden igual.

“Si uno lee bien el documento (comunicado del INSS), es bien claro en decir que no se están discutiendo ese tipo de cosas en este momento. Pero a mí se me hace muy difícil pensar que no puedan ser discutidas en el futuro”, manifestó el director ejecutivo de Funides, Juan Sebastián Chamorro, tras el anuncio de López.