Al menos 17 muertos tras incendio en un edificio en Londres

Testigos dijeron haber visto a algunos residentes arrojar bebés y niños con las ventanas a la gente en la acera en un intento desesperado por salvarlos de las llamas.

Londres

La jefa del departamento de bomberos de Londres, Dany Cotton, descartó la posibilidad de que se derrumbe. LA PRENSA/AFP

Al menos 17 personas han muerto luego de un incendio que inició la noche del martes y arrasó un edificio residencial de 24 pisos en Londres, Inglaterra. El percance dejó a decenas de personas con lesiones, informó la Policía de Londres.

En una comparecencia ante los medios, el comandante Stuart Cundy señaló que se espera que aumente el número de fallecidos por la tragedia ocurrida en la torre Grenfell, un inmueble de 24 plantas y 120 viviendas, en las que vivían entre 400 y 600 personas. Cundy confirmó que “hay aún 37 personas que reciben tratamiento, de las que 17 están en estado crítico”.

La Brigada de Bomberos había informado de que no esperan encontrar a nadie más con vida en el edificio. En su declaración a la prensa, Cundy indicó también que la operación de búsqueda y rescate en el inmueble calcinado llevará “mucho tiempo” y que actualmente hay equipos especializados desplegados en el inmueble.

Puede interesarle: Así se ha quemado Nicaragua

Tras confirmar que aún no se ha podido establecer el origen del fuego, señaló que esos equipos especializados han llevado a la torre perros adiestrados que tratan ahora de hallar a los desaparecidos.

«Como ya dijimos, nuestra prioridad absoluta es identificar y localizar a las personas que continúan desaparecidas», señaló el policía.

La primera ministra británica, Theresa May, que prometió que se desarrollará “una investigación adecuada” sobre el trágico incidente, visitó la zona siniestrada, donde departió con efectivos de los servicios de emergencia.

Según revelan los medios locales, los expertos se hacen preguntas acerca del revestimiento del edificio, colocado en 2015, pues contenía polietileno, lo que podría explicar la rapidez con la que se propagó el fuego.

Arrojaban a bebé y niños por las ventanas

Testigos dijeron haber visto que algunos residentes del edificio arrojaron bebés y niños por las ventanas hacia la gente que se encontraba en la acera, en un intento desesperado por salvarlos de las llamas. Las llamas iluminaron el cielo nocturno y una gruesa columna de humo se alzó desde las ventanas de la Grenfell Tower en North Kensington, donde más de 200 bomberos combatían el incendio.

La gente atrapada golpeaba las ventanas y clamaba por socorro a los que miraban desde afuera, dijeron testigos y sobrevivientes. Uno de los vecinos dijo que no se escuchó la alarma de incendios.

Lea además: Más de 100 incendios consumen centro y sur de Chile

“Escuché gritos por todos lados y vi gente saltar desde las ventanas. Las llamas devoraban la torre. Era un horror”, contó Khadejah Miller que vive en un edificio aledaño y que fue evacuado por precaución.

Las llamas arrasan con todo a su paso durante un incendio declarado en la Torre Grenfell. LA PRENSA/EFE

La jefa del departamento de bomberos de Londres, Dany Cotton, descartó la posibilidad de que se derrumbe y precisó que un equipo de ingenieros inspeccionaba las fundaciones.

Enviaban señales con linternas

La Policía Metropolitana de Londres (MET) señaló en su cuenta de Twitter de que “numerosas personas” fueron atendidas por heridas de diversa gravedad e inhalación de humo. Las imágenes del incendio mostraban a gente con linternas que intentaban enviar señales de socorro a las que les resultaba imposible abandonar la torre envuelta en llamas.

Sin sorpresa

Aún se desconocen las causas del incendio. Pero las críticas comenzaron a escucharse entre los residentes que denuncian la insuficiencia de la empresa responsable de la gestión del edificio y de las autoridades locales.

Un “90 por ciento de los residentes firmaron a fines de 2015 una petición quejándose por la mala gestión de la empresa responsable del mantenimiento del edificio. El administrador me amenazó personalmente”, lamentó David Collins, presidente de la asociación de residentes de la torre hasta octubre pasado.

edificio Grenfell, Londres,incendio

“Escuché que algunas alarmas de incendio no funcionaron, no me sorprende. Estoy consternado, mortificado, pero no sorprendido», agregó.

David Collins también señaló la responsabilidad de Borough (municipalidad) del barrio de Kensington y Chelsea. “Les informamos de nuestras preocupaciones y pedimos una investigación independiente pero no nos escucharon”, lamentó.

Además: La abuela que salvó a su nieto

Según documentos difundidos en internet un colectivo de residentes se había quejado en varias ocasiones estos últimos años del estado del edificio y de los posibles riesgos de incendio.

“Nadie quiso hacer caso a todas nuestras advertencias, una catástrofe como ésta era inevitable”, publicó en su blog el Grupo de Acción de Grenfgell luego de la catástrofe.

Nana Akuffo, habitante de una torre vecina, estimó que esos problemas “se habrían solucionado” si se tratase del barrio chic de Knightsbridge.

Según varios residentes los trabajos de renovación del año pasado podrían haber favorecido la propagación del fuego, extremadamente rápida.

“Plástico quemado”

Salah Chebiouni, de 45 años, que logró salir a tiempo de la torre, declaró que olía “plástico quemado” y lamentó los trabajos de renovación baratos. “Tenía el aspecto de metal. Creía que habían hecho algo bueno. Pero era plástico, dijo.

«Al parecer, como en otros casos de incendios en otras partes del mundo, la naturaleza del revestimiento exterior es responsable de la rapidez con que el fuego se propaga», comentó Angus Law, especialista del tema en la universidad de Edimburgo.

Gavin Barwell, el nuevo jefe de gabinete de la primera ministra Theresa May y exministro de vivienda, fue acusado por el diario sensacionalista de izquierda The Daily Mirror de haber cajoneado un informe de hace varios años que señalaba el riesgo de incendio en edificios como la torre Grenfell.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró que estos testimonios plantean «preguntas que esperan respuestas».

Un portavoz de Downing Street declaró que May estaba «profundamente entristecida por la pérdida trágica de vida en la torre Grenfell».

Varios sobrevivientes lamentaron que se les haya aconsejado permanecer confinados en sus departamentos. «Si hubiésemos seguido esos consejos estaríamos muertos», declaró Nicky Paramesivan a la BBC.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: