Cosep: poder fáctico

En la gran mayoría de los Estados modernos existen los llamados poderes fácticos que, sin formar parte de la estructura de gobierno, tienen alguna influencia o control en el quehacer del poder ejecutivo, legislativo, judicial o electoral.

felicidad

En la gran mayoría de los Estados modernos existen los llamados poderes fácticos que, sin formar parte de la estructura de gobierno, tienen alguna influencia o control en el quehacer del poder ejecutivo, legislativo, judicial o electoral. Ejemplos de poderes fácticos: los medios de comunicación, las iglesias, los sindicatos, los grupos financieros, las asociaciones de empresas, las oligarquías, las fuerzas armadas, la delincuencia organizada transnacional (John Ladesco 1929, ONU) o economía ilegal mundializada.

En febrero de 1972 fue constituido el Consejo Superior de la Iniciativa Privada (Cosip), como cúpula del empresariado nicaragüense, que luego tomó el nombre de Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), grupo empresarial que representa los intereses económicos más importantes del país, y que agrupa a 25 cámaras de empresarios en actividades bancarias, financieras, industriales, comerciales, agrícolas, cafetaleras, pesca, tabaco, energía, ganaderas, mineras, construcción, urbanizadoras, turismo y otras.

En sus 45 años de existencia el Cosep ha desempeñado un papel muy importante en la economía del país, y en los aspectos sociales, políticos y jurídicos. En buena parte de sus decisiones su aporte ha sido beneficioso a los gremios empresariales, en otras, al país en su conjunto, y en otras más se ha asociado al gobernante de turno, favoreciendo a intereses particulares y partidarios. El péndulo se ha movido, dependiendo de los directores de la organización y el gobernante a cargo.

En la transformación del siglo XXI, en la incorporación de nuevas generaciones en las distintas directivas de las cámaras que forman el Cosep, en su inédito estilo de dirección de los últimos diez años, combinado, con la inesperada “apertura” del actual gobierno, se ha reinventado una organización proactiva, con más vitalidad, con mayor habilidad de negociación, mediación y capacidad de influencia en los poderes del Estado, en la presentación de iniciativas de leyes, en cambios de políticas de Estado, en recomendaciones de reformas institucionales, y con mayor presencia en la arena pública, convirtiéndola en un poder fáctico real.

La participación de representantes del Cosep en las Juntas Directivas de instituciones del Estado, como el Banco Central, INSS, Empresa Administradora de Aeropuertos y otras, debería realizar auditorías sociales que evalúen los resultados en esas instituciones, así como la gestión ética y el uso eficiente de los recursos. Estos directores son responsables de informar de manera oportuna las irregularidades de estas instituciones

Es indudable el valor que tienen los “Principios Democráticos del Cosep” (Agenda 2020). Como la organización declara son: indispensables para construir una Nicaragua próspera y democrática, y por ende, que deben ser apoyados y respaldados por todos. Convendría sí, ajustar algunas de las prácticas a lo interno, ejemplo: el Primer Principio referente a la “…alternancia política…”. Este principio pareciera ser inadvertido parcialmente en la elección de autoridades de esa organización, puesto que es indudable que en las 25 cámaras existen personas idóneas, para que se aplique la alternancia democrática en casa.

Convendría una apertura al Tercer Principio “Garantizar el irrestricto ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos de hacer peticiones, denuncias y hacer críticas constructivas…; así como garantizar la libertad de prensa…” De forma similar, el Décimo Principio: Fortalecer el mecanismo de diálogo y consenso para desarrollar la institucionalidad económica…” El diálogo adquiere legitimidad y contiene sostenibilidad en la medida que se incorporan los sectores de la sociedad que tienen pertenencia en el tema a tratarse.

Los diez Principios del Cosep, son los fundamentos para que la organización rinda cuentas de su gestión, se desempeñe con transparencia, y desarrolle y promueva entre sus asociados inversiones socialmente responsables.

El autor es contador.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: