Denuncian a delegado del Instituto Nacional Forestal

Solicitan apertura de juicio en contra del funcionario por el presunto delito de abuso de autoridad en concurso real.

Esta es parte de la madera que ha sido tumbada y que debido a un conflicto entre el delegado municipal del Inafor de Macuelizo y dos regentes forestales, no se ha podido comercializar. LAPRENSA/ ALINA LORÍO

Esta es parte de la madera que ha sido tumbada y que debido a un conflicto entre el delegado municipal del Inafor de Macuelizo y dos regentes forestales, no se ha podido comercializar. LAPRENSA/ ALINA LORÍO

Los regentes forestales Jaime Cayetano Ramos Huete y Pedro Antonio Colindres Marín, promueven acusación por la vía penal en contra de Margel Benjamín Rugama Gutiérrez, delegado del Instituto Nacional Forestal (Inafor) en el municipio de Macuelizo, departamento de Nueva Segovia.

Ambos regentes presentaron acusación y solicitan apertura de juicio en contra del funcionario por el presunto delito de abuso de autoridad en concurso real con los delitos de incumplimiento de deberes y revelación, divulgación y aprovechamiento de información.

El abogado acusador particular, Reynaldo García Prado, explicó que todo empieza en la finca Los Nísperos, ubicada en la comunidad de Zompopera, copropiedad de Roberto Rivera López (en representación de sus hermanos) y en la finca El Sitio, ubicada en la comunidad de Las Jaguas, propiedad de Leana María Lovo Moncada, en el municipio de Macuelizo.

En ambos sitios, así como en otros tres más en la misma zona, el Inafor aprobó el 29 de enero del año 2016 un Plan de Saneamiento y Aprovechamiento de Madera de Pino, debido a la presencia de la plaga del gorgojo descortezador.

“Mis defendidos Jaime y Pedro ejecutaron todo conforme la Ley y con todas las medidas fitosanitarias hasta quedar lista la madera para comercializar y ser transportada”, explicó el abogado. Los dueños de las dos propiedades, en su derecho, establecieron acuerdo de compraventa con Garith Francisco González Cornejo.

Del sitio Los Nísperos entregaron al comprador los primeros cincuenta metros. El resto sería entregado conforme el comprador pague el resto de la madera pactada.

El problema empieza, relata el abogado, cuando el delegado municipal del Inafor, Margel Rugama, quien a pesar de conocer y haber recomendado el Plan de Saneamiento y Aprovechamiento de la madera, únicamente autoriza 21 guías de transporte para siete viajes, “dejando pendiente 135 metros de madera en cargadero”.

Pasado el período de vigencia del Decreto de Veda Forestal, el 29 de septiembre del año 2016 el regente solicita nuevamente por escrito al delegado municipal del Inafor la evacuación y transporte del resto de la madera que había quedado a la intemperie, pero el funcionario se negó.

“De forma negligente y arbitraria argumentó que no le autorizaba ningún permiso mientras estuviera como delegado del Inafor porque el comprador (Garith) le caía mal, dado que este hablaba mal de él”, dijo el técnico Jaime Ramos. Además, mediante resolución administrativa del 22 de noviembre del año 2016, el funcionario los sancionó con una multa de mil dólares “presuntamente porque estábamos aprovechando madera verde”.

“Abusando de sus funciones y cargos me dijo que no me preocupara, que él me iba a ayudar a que no me aplicaran la sanción económica, pero con la condición de que me separara y dejara de negociar y trabajar con Garith González porque este tenía influencias en el Gobierno y lo había puesto en mal con la Procuraduría General de la República”, recalcó el regente Ramos.

En abril del año 2017, el delegado del Inafor informó a Jaime Ramos y Pedro Colindres que no le habían dado lugar a la apelación en Managua y que habían confirmado la resolución. Los regentes (técnicos forestales) están obligados a pagar los mil dólares, especifica la denuncia interpuesta ante el juez Local Único de Macuelizo, Orlando José Choza Alfaro.


Desestima proceso en su contra

El funcionario Margel Rugama Gutiérrez aseguró vía telefónica que el juez ya había dado “no ha lugar” a la denuncia porque las especificaciones del delito no se corresponden con el delito denunciado.
Al respecto, el abogado acusador particular, Reynaldo García Prado, manifestó que no ha sido notificado.
Recalcó que en los otros tres sitios, que están a cargo de los mismos regentes, ya concluyeron normalmente el proceso de extracción de la madera seca, “porque a estos no les comprobamos que estuvieran comercializando madera verde. A nadie se le había autorizado ir a tumbar”.
En los dos sitios (bosques) ya se había saneado, “pero lo que ellos (los regentes) querían era tumbar más árboles y ampararse en los permisos de saneamiento y que quede claro, nosotros de manera verbal no autorizamos nada”, recalcó Margel Rugama.


 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: