Zona de Strikes: Yanquis bajo observación en medio de mala racha

Los Yanquis de Nueva York pasan por un mal momento, mientras los Medias Rojas de Boston se les han acercado amenazadoramente en el Este

Yanquis y Boston

Edgard Rodríguez C.

Muy a menudo los fanáticos de los Yanquis suelen ser muy severos con el tiempo actual. Por lo general les enorgullece un pasado revestido de gloria, pero les inquieta qué traerá el futuro usualmente cubierto de incertidumbre.

Sin embargo, hasta hace una semana parecían complacidos con el presente. La mezcla de jóvenes explosivos, con jugadores en plena madurez y veteranos que le están dando los toques finales a sus carreras, lucía como la combinación perfecta.

El equipo subió al primer lugar, mientras Aaron Judge parecía la reencarnación de Mickey Mantle, Gary Sánchez una versión corregida de Thurman Munson y Luis Severino un legítimo “as” en etapa de construcción.

Una racha de cinco triunfos terminó de darle forma y fondo al liderato en el sector Este de la Liga Americana y a la vez, frecuentes jonrones y carreras anotadas, los volvieron el equipo más caliente de las Ligas Mayores.

Y así viajaron a California para medirse a los Ángeles y luego a los Atléticos, clubes de talento dispar y asediados por lesiones, que aún luchan por conseguir estabilizarse.

El balance de la gira fue de 1-6 después de siete partidos, con cuatro jugadores claves lesionados y uno que parece no estar mal de salud como Masahiro Tanaka, pero que repentinamente se ha vuelto un jamón para sus rivales.

“No hay sentido para entrar en pánico. Es junio, no septiembre. Yo valoro todo el trabajo y hemos jugado realmente bien. Este es un grupo muy talentoso”, dijo el mánager Joe Girardi, tras la sexta derrota de forma consecutiva.

Ahora Boston se les puso a la par y algunos de sus más fervientes fanáticos han vuelto a recordar el pasado, mientras otros consideran que el es momento para probar cuán sólida es la estructura de este equipo del presente.

A partir de hoy, los Yanquis reciben a los Ángeles en Nueva York y su balance de 22-9, el mejor de las Mayores como homeclub, indica lo confortables que se sienten en casa. Ya veremos si eso los ayuda salir del mal momento.

De todas maneras, creo que efectivamente se trata de un equipo talentoso, que si consigue reagruparse una vez más, es capaz de un desempeño interesante este año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: