Espíritu crítico

Con dicho espíritu crítico seremos menos influenciables a las manipulaciones exteriores, tratando de ver lo que llamaría: la esencia de las cosas. Sobre todo cuando nos quieran tratar infantilmente, de una manera maternal o paternal

Hace poco tuve acceso a la definición de: Espíritu Crítico (internet), quiero compartirlo, aunque muchos ya lo sepan, adquirirlo sería sumamente importante para tratar de mejorar a nuestro país. Permítanme también incluir algunos pensamientos ajenos.

“El espíritu crítico es la capacidad del ser humano de cuestionar los principios y valores y normas que se le ofrecen en el entorno en que se desenvuelve, siendo capaz de formarse un criterio propio que le permita tomar sus propias decisiones en las distintas situaciones que se le presentan”.

Con dicho espíritu crítico seremos menos influenciables a las manipulaciones exteriores, tratando de ver lo que llamaría: la esencia de las cosas. Sobre todo cuando nos quieran tratar infantilmente, de una manera maternal o paternal.

J. Krishnamurti: “Lo que importa sobre todo mientras se es joven, no es cultivar la memoria, sino despertar el espíritu crítico y el análisis; pues solo así se puede llegar a comprender el significado real de un hecho”.

F. Nietzsche hacía alusión al espíritu crítico al decir que había que digerir despacio. Fue más allá al compararlo con el rumiar, la segunda digestión, para pausadamente clasificar lo que creamos conveniente digerir.

Einstein: “La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”.

Es claro ver el continuismo institucionalizado actual, es como el aire que respiramos, hasta el Cosep está contagiado, tiene su propio presidente vitalicio.

Somos temerosos hasta de mostrar la Bandera Nacional en los días patrios, ha llegado a ser considerada símbolo de oposición, cuando ella nos pertenece a todos los nicaragüenses.

Maquiavelo: “En general los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven”.

No hay duda que hemos llegado a una decadencia ciudadana, nos han corrompido políticamente. Si esto pasa con los adultos que tenemos o teníamos una personalidad definida, imaginemos lo que pasa con los jóvenes y niños  cuya personalidad está en proceso de formación. Además que los primeros cada vez somos menos.

Muchos ciudadanos se sienten desilusionados con algunos partidos políticos y sus líderes. Que no se desilusionen, no es necesario pertenecer a uno para querer su patria. Hay que estar alerta. Hay que reconocer a los honestos, a los no serviles.

Churchill: “El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”.

Es obvio que lo del canal atenta contra la soberanía nacional y contra el respeto al ciudadano.

José Martí: “El que se conforma con una situación de villanía es su cómplice. El verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber”.

Tanto Darwin, Freud, Trotter y otros autores, mencionan que el hombre es un animal de horda, que sigue a un líder. Leamos lo que dice el satanizado Nietzsche al respecto: “El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo”.

El autor es ingeniero civil.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: