Banca de Nicaragua privilegia entrega de crédito por tarjeta

En el primer cuatrimestre de 2017 el crédito por tarjetas aceleró su crecimiento mientras que el financiamiento al resto de sectores se enfría

Tarjeta de crédito

Mientras los créditos ganadero y agrícola en el primer cuatrimestre reflejan una fuerte desaceleración en su entrega, el desembolso de préstamos por tarjetas muestra un aceleramiento con respecto a igual periodo del año pasado, según el Informe Financiero del Banco Central de Nicaragua.

Entre enero y abril la entrega de préstamos a seis sectores se enfrió fuertemente, a excepción de lo que se está colocando vía tarjeta de crédito, cuya cartera bruta ascendió a 10,773.8 millones de córdobas. Comparado con similar lapso del año pasado, esta última cartera creció en 1,782.6 millones de córdobas, equivalente a un repunte de 19.8 por ciento. El año pasado en igual periodo crecía 18.4 por ciento.

El reporte más actualizado de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) sobre estratificación de la cartera crediticia del Sistema Financiero indica que hasta marzo de este año habían aprobados 1,116,459 préstamos vía tarjetas, es decir 202,257 más comparados con los 962,302 en igual lapso del año pasado. Esto representa un crecimiento de 21.2 por ciento en el periodo de referencia.

Lea: Crédito ganadero y agrícola pierde fuerza este año en Nicaragua

Más de la mitad de los préstamos de este tipo que se reportan a la fecha han sido en moneda extranjera. Además, de cada diez préstamos aprobados, seis están saliendo mediante tarjeta de crédito.

Recientemente el economista Sergio Santamaría advirtió que el riesgo de este incremento acelerado en la entrega de tarjetas de crédito es que este tipo de endeudamiento es costoso (tasa de interés hasta cincuenta por ciento anual en córdobas), lo que podría desencadenar en un problema de impago en caso que la economía nicaragüense se descarrile de la senda de crecimiento.

“La política de los bancos sigue siendo totalmente liberal, que sin mayores restricciones están emitiendo tarjetas de crédito y nosotros tenemos la mala costumbre de agarrar tarjeta sin medir totalmente las posibilidades de nuestra capacidad de pago. Entonces eso explicaría que se hayan disparado los saldos por tarjeta de crédito”, afirmó.

La tasa de mora en las tarjetas de crédito hasta abril es de 1.7 por ciento, superior al 1.6 por ciento en el cuatrimestre correspondiente al año pasado.

Lo advertido por el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su reporte del Artículo IV aplicado en 2015, advirtió acerca de la necesidad de fortalecer el marco regulatorio y prudencial del Sistema Financiero Nacional ante el rápido aumento del endeudamiento, en su mayoría en dólares, el que está llegando a gente cuyos ingresos son en córdobas y estarían vulnerables a choques externos, como el fortalecimiento del dólar y el aumento de tasas de interés en la economía mundial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: