¿Cómo reconocer a un niño superdotado?

A veces no es tan fácil, como puede pensarse, educar a un niño superdotado. Por ello, aquí algunos puntos a tomar en cuenta:

niño superdotado

Foto/Thinkstock

Los niños superdotados no son necesariamente más fáciles de educar que otros. Para algunos esa condición puede ser un gran obstáculo.

Pero los padres pueden ayudar, y mucho, para que los pequeños puedan lidiar con su inteligencia y, además, crecer aprendiendo cada vez más.

¿Qué significa ser superdotado?

En realidad no hay una definición única. El término suele utilizarse para personas que son más inteligentes que el promedio.
Eso se da, desde la perspectiva de los psicólogos, cuando alguien tiene un coeficiente de al menos 130.

¿Cómo se reconoce si alguien es superdotado?

Ya se puede manifestar en el jardín de infantes, por ejemplo, cuando el niño desarrolla el habla increíblemente rápido o si demuestra un gran interés por los números o las ciencias naturales.

Algunos pequeños absorben conocimientos a raudales, y si a los cuatro años supieran reconocer por ejemplo todas las marcas de autos o los tipos de dinosaurios, podría ser que tuvieran una inteligencia superior.

Pero no es sí o sí así. Por supuesto que muchos niños tienen un gran deseo de aprender y de incorporar conocimientos antes de comenzar la escuela, y eso tampoco debe ser sobrevaluado.

Sin embargo, también puede ser que un niño presente problemas en el nivel primario que se deriven de su aburrimiento por estar mucho más allá de lo que está aprendiendo en clases.

Foto/Thinkstock

¿Cuándo se recomienda hacer una evaluación?

Si los padres o los maestros sospechan que un niño es superdotado, pueden hacerle una evaluación del IQ.

Si el pequeño tiene comportamientos llamativos en clase, tal vez ese test dé resultados concretos que sirvan para la conversación entre pedagogos y padres.

Pero no hay que darle demasiado importancia a la evaluación, porque muchos niños que suelen manejarse bastante bien en la escuela pueden comenzar a tener problemas si se les “estigmatiza” como niños superdotados. Pueden ser rechazados o también sufrir demasiadas presiones y expectativas.

¿Cómo son los tests de inteligencia?

Lo llevan adelante psicólogos, psiquiatras o pedagogos especializados. Se recomienda no hacerlo antes de los cuatro años.

Primero se tiene una conversación con la persona a evaluar y luego se le plantean preguntas adecuadas a su edad, con lo cual al final de la entrevista se tiene su IQ y un perfil individual.

Lo importante es que el niño esté motivado y bien descansado antes de hacer el test.

¿Cómo pueden alentar los padres a un niño superdotado en su proceso de aprendizaje?

Fuera del horario escolar se pueden fomentar otras actividades, como clases de música o cursos de ciencias naturales. También existen grupos para niños superdotados que pueden ser muy agradables como lugar de encuentro.
Y no hay que olvidar los deportes grupales, que pueden ser un contexto de aprendizaje muy motivador.