Agua suficiente en papel, pero escasa en pozos

La población con una fuente de agua mejorada en Nicaragua aumentó de 73% a 87% en 15 años. Nicaragua cuenta con un potencial de aguas subterráneas de 57.668,9 milímetros cúbicos de agua al año.

La Trinidad, Estelí, desabastecimiento de agua

El agua se ha vuelto un lujo en comunidades de La Trinidad, Estelí. A los pobladores los abastecen con pipas cada 8 días. LA PRENSA/R.MORA

Entre el período 1990 al 2015, la proporción de la población con una fuente de agua mejorada en Nicaragua aumentó de 73 por ciento a 87 por ciento, es decir, unos cinco millones de personas, según un estudio de 2017 de la organización Global Water Partnership.

Sin embargo, para la extitular de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Ruth Herrera, estos datos son cuestionables, puesto que a nivel rural ha desmejorado el servicio de agua, lo que no quiere decir que hay comunidades donde si existen mejoras. Pero la realidad, en general, es otra.

Se fueron del país

Hay tres razones claves que le permiten asegurar a Herrera que el porcentaje de la población con acceso a una fuente mejorada del vital líquido es diferente a la que plantea el estudio La situación de los recursos hídricos en Centroamérica:hacia una gestión integrada.

La primera es que la inversión en agua, en el área rural, bajó debido a que muchas organizaciones no gubernamentales que trabajaban en ese campo se fueron.

La segunda es que las fuentes de agua superficiales se han reducido debido al despale que persiste y el impacto de la sequía, y de estas dependen la mayoría de los sistemas de agua rurales y la tercera es que no se ha invertido en reparar los sistemas de agua que se construyeron hace más de 30 años, dijo.

Una situación similar se vive en el sector urbano debido a que la tasa de crecimiento de población en las ciudades es alta y “la inversión que se hace en agua no lograr cumplir con el crecimiento de la población”, dijo Herrera. Por ende, los sistemas de agua le están suministrando a más personas mientras estos tienen cada vez menos, expresó.

Por ejemplo, antes, a un pozo estaban conectados unos cinco barrios y hoy hay 10 barrios, por el contrario, el pozo tiene menos agua debido a que el manto acuífero está deprimido por la sequía y la falta de infiltración, que es una necesidad que debe considerar el Estado, dijo.

De acuerdo con el estudio

Según datos de la publicación, Nicaragua cuenta con un potencial de aguas subterráneas de 57.668,9 milímetros cúbicos de agua al año, de los cuales el 50 por ciento es aprovechable. De ese total, 48,404 milímetros cúbicos al año se escurre en la vertiente del Caribe.

Mientras que el nivel de recarga de agua subterránea es 4,507.2 milímetros cúbicos por año en el Caribe y 1, 278.1milímetros cúbicos por año en el Pacífico.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: