Buscan mejorar seguridad en mercado de Granada

La necesidad de reforzar las medidas de seguridad en el mercado municipal de Granada, para evitar robos en los tramos y a los compradores, llevó a las autoridades a instalar cámaras

En diez puntos estratégicos del mercado de Granada se instalaron cámaras. LA PRENSA/ARCHIVO

La necesidad de reforzar las medidas de seguridad en el mercado municipal de Granada, para evitar robos en los tramos y a los compradores, llevó a las autoridades a instalar diez cámaras en distintos puntos del centro de compras.

Los sitios escogidos son: La gerencia, sector de venta de pescado, las carnes, abarrotes, La Campana, calle Mombacho, portón del Mondongo, portón principal, corredor de las comiderías, entre otros.

Estas cámaras llevan un poco más de un mes instaladas y son monitoreadas desde una oficina por un equipo de seguridad del mercado. “Estamos monitoreando las 24 horas del día los puntos más vulnerables del mercado y hemos visto que han bajado las incidencias de robos en el interior de los tramos”, dijo Elizabeth Obando, supervisora de ordenamiento del centro.

Lea además: Vacunación contra H1N1 en el mercado de Granada

Obando explicó que además hay un equipo de 18 personas trabajando en el tema de seguridad, los que cubren tres turnos divididos en seis personas en la mañana, seis en la tarde y seis en la noche.

Ese equipo está dotado de ocho radios y teléfonos celulares, para mejor comunicación a la hora de una emergencia.
La iniciativa de la gerencia ha sido avalada por muchos vendedores, mientras que otros, que fueron consultados, prefirieron guardar silencio y no opinar al respecto.

Por su parte el comerciante Luis Carlos Díaz, dueño de un negocio de abarrotes, dijo que la delincuencia no deja de cometer robos porque en su tramo sustrajeron mercadería, valorada en tres mil córdobas.

Explicó que este robo ocurrió después que instalaron las cámaras y fue por el techo. “Quitaron las tejas y por ahí lograron sustraer mercadería que estaba guindada”, dijo el afectado.

También: Pagan servicio expreso desde Granada, pero viajan en buses ruteados

Asegura que reportaron este incidente a las autoridades competentes, pero él tuvo que asumir el reforzamiento del techo para evitar más robos.

El comerciante de vigorón Joel Alvarado consideró que este tipo de robos lo cometen personas que conocen bien el lugar, porque el tejado es débil.

“La persona que robó debe ser gato casero, porque este techo es muy débil y el que no conoce se puede caer”, dijo Alvarado.

Sugirió a la gerencia del mercado de Granada que permitan al comerciante ver lo que las cámaras captan para tener mejor visión de lo que está ocurriendo alrededor de sus puestos de trabajo, pero cree que hubiera sido mejor que en vez de cámaras aumentaran la cantidad de vigilantes.