Robos, el mayor temor nicaragüense en materia de seguridad

Encuesta del Ieepp por cuarto año consecutivo registra los robos en casas y comercios como principal percepción de inseguridad de los nicaragüenses

Los robos en las casas y comercio aparece como la principal causa de preocupación en materia de seguridad entre la población. LA PRENSA/ARCHIVO

Los robos en viviendas y comercios continúan por cuarto año consecutivo como la mayor preocupación de la población en temas de seguridad en Nicaragua. Esto lo revela la novena encuesta de percepciones de seguridad ciudadana impulsada por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

Skarlleth Martínez, investigadora, del Ieepp, señaló que en 2016 la percepción de este delito entre la población aumentó en relación al período anterior al pasar del 63.7 por ciento en 2015 al 70.8 por ciento en 2016, quienes colocan en primer lugar entre los principales problemas el robo a las casas y al comercio.

Según Martínez, la delincuencia es uno de los cuatro principales problemas que expresa la población en el país. El primero es el desempleo, seguido por la pobreza y el alza de precios.

Esto indica dice la investigadora que en temas de seguridad la delincuencia representa el principal problema de seguridad para la población con un 10.4 por ciento que significa una de cada diez personas en Nicaragua está preocupada por este problema.

La encuesta fue realizada con una muestra de 1,600 entrevistas a personas mayores de 16 años, del área urbana y rural de todo el país, con un margen de error de 2.50 por ciento y un nivel de confianza del 95 por ciento.

Félix Maradiaga, director del Ieepp, señaló que aunque la encuesta fue realizada en diciembre de 2016 la misma fue extendida en algunas zonas en los primeros meses del año.

A los robos en las casas, le siguen los asaltos con armas de fuego con un 29.7 por ciento, en tercer lugar aparece la violencia generada por pandilla con 26.1 por ciento; mientras un 24.8 por ciento ubican los accidentes de tránsito, como principal preocupación.

La especialista explicó que entre 2011 al 2016 ha variado la percepción de la población sobre este delito que ha pasado de 41.30 por ciento y 51.50 por ciento en los primeros años a 29.7 por ciento en el último año.

Esto, porque dice Martínez, este tipo de delito son considerados «delitos situacionales», o sea que requieren de un momento específico para que el problema ocurra como que el delincuente se encuentre en el mismo lugar donde está la víctima.

Otros consideran la violencia contra la mujer , violencia generada contra el narcotráfico, violencia intrafamiliar, los homicidios, la bandas armadas, la violencia sexual, la violencia política y el abigeato, entre sus problemas, aunque en menor porcentaje.

En cuanto a la violencia generada por pandillas o grupos en riesgo en Nicaragua que en 2015 apareció entre los principales problemas de seguridad, esta vez siguió registrado como problema de seguridad, indicó Martínez, pero con mayor énfasis en unos departamentos que en otros. Por ejemplo señaló la investigadora del Ieepp, Managua, Caribe y el norte es donde la percepción fue mayor.

El aumento de la percepción obedece a que los jóvenes en alto riesgo social no cuentan con suficientes espacios de recreación sana lo que les lleva a consumir alcohol u otras drogas en la vía pública, expresó Martínez.

LEA: Aumenta riesgo de ser víctima de delitos en Nicaragua