Cada mes matan a cuatro mujeres en Nicaragua

Aunque la cifra es menor que en el mismo período del año pasado, en Nicaragua se registran cerca de cuatro femicidios al mes, según Católicas por el Derecho a Decidir

La muerte de Claudia Pérez, es uno de los casos que ha movilizado a las organizaciones de mujeres demandando justicia. LA PRENSA/ARCHIVO

Durante el primer semestre del 2017, cada mes cuatro mujeres han sido asesinadas en Nicaragua. En su mayoría por sus parejas o exparejas, según el monitoreo del Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir, que contabiliza que esto ocurrió en 16 de los casos.

La muerte de Nancy Moreno, ocurrida el pasado 18 de junio fue contabilizada por esa organización como el femicidio número 23 registrado durante este período.

En relación al mismo período del año anterior han disminuido los femicidios en once casos, según el mismo reporte de CDD. Magaly Quintana, coordinadora de CDD, estima que podrían haber disminuido los femicidios pero no en esa proporción.

Ella considera que en esa diferencia incide en que los casos que han trascendido son los más cercanos a la ciudad, o donde “traspasan a la comunidad” porque pueden ser conocidas por periodistas . Esto la lleva a preguntar “¿de dónde va haber un cambio tan radical que solo estén matando a las mujeres de las ciudades y muy poco a las mujeres del campo? Cuando ha sido totalmente la diferencia”, dijo Quintana.

El sitio web de la Policía reporta hasta el primero de junio 23 muertes de mujeres, pero difiere la tipificación de los hechos criminales. De esta manera 11 son femicidios, seis homicidio y seis asesinato, según la Policía. Tres menos que el año pasado, según la Policía.

Durante este período hay varios casos en los que las organizaciones de mujeres difieren de la forma en que fueron tipificados durante el proceso investigativo o judicial.

Uno de los casos tipificados como suicidio fue el de Nancy Moreno, sobre el cual CDD hace una demanda pública a la Fiscalía para que sea esa institución la que investigue la muerte de la joven. Según Quintana, para los familiares se trata de un femicidio.

Esto porque CDD destaca que la pareja de Moreno es un miembro de la Policía Nacional que labora para el departamento de Managua y que el día del hecho cuando los familiares de la muchacha acudieron al cuarto tras escuchar un balazo, este salía de la habitación alegando que esta se había suicidado.

Otro de los casos de muertes de mujeres en los que las organizaciones, incluida CDD, no están de acuerdo en la tipificación que le dieron las autoridades es el de Claudia Pérez Mendoza, ocurrido en abril pasado en el barrio Hialeah.

Casas siguen siendo un peligro

De acuerdo al monitoreo de los medios de comunicación nacional que realiza el Observatorio, los lugares de mayor ocurrencia son el Caribe de Nicaragua, pues entre el Caribe Sur y Caribe Norte suman siete femicidios y otros cinco en Managua.

Las armas de fuego y cuchillos o machetes (objetos cortopunzantes) prevalecen como los instrumentos más utilizadas (17 veces) en estos hechos sangrientos.

Lea además: Con reformas al Código Procesal Penal intentan ocultar violencia contra la mujer

El domicilio de las víctimas y zonas desoladas también siguen representando los sitios de mayor peligro para las mujeres. En estos ámbitos ocurrieron 18 de los 23 femicidios.

Otras 37 mujeres sobrevivieron a la violencia extrema por razones de género y que el Observatorio de CDD califica de “femicidios frustrados”..

“Aquí no ha habido políticas de detención la cultura sigue instalada, señala Magaly Quintana, quien estima que una buena parte de los agresores en el campo están en impunidad.

Las armas de fuego y objetos cortopunzantes los más utilizados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: