Canal interoceánico aumentaría las desigualdades sociales en Nicaragua

Una investigación cualitativa realizada por Red Local revela los efectos que el proyecto canalero tendría en grupos vulnerables.

El Tule es una de las comunidades donde se construirá la vía interoceánico. LA PRENSA/ARCHIVO/M.ESQUIVEL

Mientras la firma china HKND Group, concesionaria del proyecto del canal interoceánico de Nicaragua, dice que está trabajando en el diseño de un puerto de aguas profundas y las esclusas del proyecto, una investigación cualitativa realizada por la Federación Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local (Red Local) revela los efectos negativos que este proyecto puede tener en grupos vulnerables.

La investigación que fue realizada el pasado mes de febrero, analiza el impacto del canal en materia de salud, educación, seguridad alimentaria y violencia.

Además, la información fue recolectado en comunidades mestizas, originarias y afrodescendientes en los municipios de: Tola, San Miguelito, Moyogalpa, Altagracia, Nueva Guinea y Bluefields, que están ubicados en la ruta canalera.

Lea: Concesionaria del proyecto canal interoceánico de Nicaragua trabaja en diseños de puerto de Brito y esclusas

El representante de Red Local, Amaru Ruiz, explicó: “La idea es exponer al público general la preocupación que hay en la zona sobre los derechos que de alguna manera se están violentando en estos territorios, sobretodo el tema vinculado a la protección del interés superior del niño frente a este proyectos de extracción en el territorio”.

Además, agregó: “Este estudio parte de un análisis de que hay problemas reales, ya hay problemas de violencia intrafamiliar, hay problemas de abusos, hay problemas de la atención en educación, de la calidad de la salud y lo que se analizó con la gente al preguntarles ¿qué pasaría si viene el proyecto? Y la percepción es que aumentarían estos procesos de desigualdad y desatención”.

Acceso a salud

En la ruta canalera se encuentran al menos 57 centros de salud; sin embargo, la población de la zona asegura que hay carencia en cuanto a la cobertura y la calidad de la atención. Además, existe el temor generalizado de que con el proyecto incrementen los problemas sanitarios.

“La mayoría de los entrevistados expresaron que en sus comunidades la atención en salud es deficiente, ya sea porque para ser atendidos tienen que viajar lejos, porque en las unidades de salud no hay medicamentos o porque los horarios son limitados. Esta situación se presenta con mayor gravedad en las comunidades Rama y Kriol debido a la distancia que hay hasta Bluefields y por el costo del transporte”, explica el documento Red Local.

Ante esta situación, el Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) del proyecto no dice cómo se piensa garantizar ese derecho humano a la salud, pero sí reconoce que el incremento del flujo de la población puede crear “problemas ambientales, sociales y sanitarios”.

“Problemas sanitarios: aumento de enfermedades infecciosas a causa de malas prácticas de higiene, sobrecarga de clínicas de salud locales, mayor riesgo de transmisión de nuevas enfermedades o propagación de enfermedades existentes y aumento de enfermedades de transmisión sexual”, detalla el EIAS del proyecto.

Le puede interesar: Los tres peligros de la Ley 840, del Canal de Nicaragua

Impacto en educación

La investigación señala que en casi todas las comunidades visitadas existen escuelas con primaria completa. Pero los jóvenes deben viajar a territorios cercanos para estudiar la secundaria y salir de sus comunidades para recibir formación técnica o universitaria.

“La baja escolaridad que presentan las mujeres rurales, tanto mestizas como originarias y afrodescendientes, reflejan la falta de oportunidades que han tenido para estudiar… En las comunidades del territorio Rama y Kriol la situación es notablemente más grave porque las escuelas cuentan a lo sumo con dos aulas, con primaria en un sistema multigrado”, señala Red Local.

Además: El invisible Canal de Nicaragua

Al valorar el impacto que tendría el canal interoceánico en materia educativa, la población de la zona tiene percepciones distintas.

“Algunas personas consideran que la construcción del canal interoceánico puede ser una oportunidad de mayores posibilidades de formación para los jóvenes”. Por otro lado, “hay quienes expresan dudas con respecto a un mejoramiento del acceso y calidad de la educación a partir del abandono actual del Gobierno en este tema”, expone Red Local.

Mientras en las comunidades de la vía interoceánica se incrementan las desigualdades sociales, la firma china HKND Group “finaliza la revisión del diseño del puerto en Brito, con base en los últimos resultados de la investigación del subsuelo y los estudios de operación del canal”, según revelaron en un comunicado oficial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: