joven desahuciada

La humilde vivienda en la que la joven habita no presta las condiciones necesarias. Además, el inmueble es alquilado. LA PRENSA/Mariela González

A Yersin Martínez los médicos le dieron tres meses de vida, pero su única preocupación es qué pasará con sus dos hijas

Tiene 23 años, es madre de dos niñas, una de 5 años y otra de un año y medio. Fue diagnosticada con insuficiencia renal y cirrosis hepática y estando en el hospital se enfermó de neumonía, situación que ha empeorado su condición de vida.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: