Buscan por aire y mar a trece pescadores desaparecidos en el Caribe

Nicaragua y Honduras activaron un protocolo de cooperación para emergencias entre las fuerzas armadas de ambos países, para la búsqueda de la embarcación Miss Johana Betsey y sus 13 tripulantes.

Familiares de los tripulantes del barco desaparecido en el Mar Caribe, reclaman frente al Edificio del Gobierno Regional en Bluefields. Critican la falta de empleo de helicópteros en la búsqueda. LA PRENSA/CORTESÍA LA COSTEÑÍSIMA

Nicaragua y Honduras activaron un protocolo de cooperación para emergencias entre las fuerzas armadas de ambos países, para la búsqueda de la embarcación Miss Johana Betsey y de los 13 pescadores desaparecidos desde el 29 de junio, en aguas del Caribe nicaragüense.

Como parte del esfuerzo entre ambos países, este jueves arribó a Nicaragua una aeronave enviada por Honduras que se incorporó a la búsqueda.

Le puede interesar: No hay rastro del barco desaparecido en el Caribe

Lo anterior lo confirmó la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, quien dijo que la aeronave se unirá a otros medios que ya están en la zona, como guardacostas, lanchas rápidas, y otras embarcaciones de pescadores locales.

Según Murillo, el Gobierno también ha realizado  coordinaciones con el servicio de guardacostas de Honduras, Costa Rica y Colombia con el propósito de llegar adonde está la embarcación.

Ya sobrevolaron

Eduardo Zeledón, propietario del barco, confirmó vía telefónica a LA PRENSA que después del mediodía de este jueves sobrevolaron por la zona tres medios aéreos y según conoció continuarán la labor este viernes.

“Estamos desarrollando una gran operación de búsqueda y rescate de los hermanos marineros”, anunció Murillo, quien se dirigió a los familiares de los pescadores desaparecidos desde hace ocho días, para asegurarles que no han dejado la búsqueda.

Lea también: Rescatan a pescadores náufragos en San Juan de Nicaragua

“A la familia, decirles que sí se están haciendo todos los esfuerzos y coordinaciones posibles más allá de nuestros recursos y medios”, manifestó Murillo.

Las afirmaciones de Murillo fueron ofrecidas horas después de que familiares de los 13 pescadores   se plantaron frente al edificio del Gobierno Regional Autónomo del Caribe Sur, para demandar mayor beligerancia de parte de  las autoridades correspondientes en la búsqueda y rescate de sus parientes, como informó la emisora local Radio La Costeñísima.

Le puede interesar: Little Corn Island a un año del naufragio

“Quieren que nos movamos, quieren que dejemos la manifestación, queremos ver esos helicópteros”, demandó antes del mediodía uno de los familiares de los tripulantes desaparecidos, reportó La Costeñísima.

Zeledón explicó que la reacción de los parientes de los desaparecidos era resultado de que los ánimos estaban caldeados, debido a la desesperación de estos ante la falta de noticias de lo que pudo haber ocurrido a los 13 tripulantes del barco.

Mejor esperar

A Eduardo Zeledón le llama la atención la desaparición del barco, pero prefiere no emitir criterios de lo que pudo haber ocurrido y mejor espera.

No obstante, señala que el mal tiempo en la zona empezó el viernes pasado por la noche y perdieron contacto con el barco a eso de las 10:00 p.m., del jueves 29 de junio. Pero todavía a las 5:00 a.m., del viernes, varias pangas de Corn Island comenzaron a faenar en esa misma zona, donde dejó de transmitir la baliza satelital.

“Si hubiera pasado algo allí ellos hubieran visto restos de diesel o de cosas flotando y no lo hubo”, dijo Zeledón.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: