Los números nos rodean y «son la base del progreso», según matemático

El primer número que aprendemos los humanos es el 2 y no el 1, el 6 es el de los judíos, usamos 17 músculos para sonreír y 40 para mostrar enfado, hay 64 posiciones eróticas en el Kamasutra..., los números "nos rodean por todas partes y son base de nuestro progreso".

Matemáticas, educación

El trastorno de la matemáticas.

El primer número que aprendemos los humanos es el 2 y no el 1, el 6 es el de los judíos, usamos 17 músculos para sonreír y 40 para mostrar enfado, hay 64 posiciones eróticas en el Kamasutra…, los números «nos rodean por todas partes y son base de nuestro progreso», explicó Claudi Alsina.

Este catedrático de matemáticas español ayuda a la sociedad a comprender y valorar esta materia a través de sus libros El club de la hipotenusa (2008), Asesinos matemáticos (2010) o Mateschef (2015), obras a las que se sumó recientemente Todo está en los números (Ed. Ariel).

Le puede interesar:  ¿Qué pasará cuando se desprenda el inmenso iceberg de la plataforma Larsen C en Antártica?

Según reconoció, «la antipatía hacia los números» existente en algunos países radica en «mantener el interés con profesores que te sepan explicar bien las matemáticas, porque quien te enseña algo te influye en la visión que tienes de ese algo».

En todos lados…

Sin embargo, Alsina cree que «cualquier persona sensata debería estar agradecida a los números», que aparecen «en su teléfono, en el ascensor de su casa, en sus tarjetas de crédito e incluso en sus sentimientos».

Para el escritor los números se dividen en dos grandes grupos, siendo el primero el de «los que tienen prestigio y son apreciados por la gente» por aparecer en «documentos básicos de la cultura universal, como la Biblia», como el 1, el 4, el 7 o el 12.

Lea también: Por qué científicos en EE.UU. creen que es buena idea quemar terrenos de un parque nacional

El segundo bloque de números es el de «los que presentan aplicaciones sorprendentes», como Pi, el número real «más emblemático de la tribu de los irracionales», o el número E o de Euler empleado en ciencia forense.

Hasta en la suerte

En cuanto a los números de la suerte, «supersticiosos y esperpénticos», según los define el autor, el principal protagonista es el 13, aunque «nadie tiene claro a qué debe su mala fama»: los comensales de la Santa Cena, los espíritus malignos de la Cábala, la Muerte en la carta 13 del Tarot…

Lea además: ¿Por qué el concreto que elaboraban los romanos hace más de 2,000 años era más resistente que el que se usa ahora?

Este matemático recuerda que el sistema de numeración que utilizamos hoy día, que incluye también «una cifra tan útil como el cero», se considera de origen hindú-árabe pero no es el único disponible, ya que se sigue empleando la numeración romana y, en el mundo informático, el «imprescindible» sistema binario.

Todo está en los números indaga en los números aplicados al romanticismo, a los usos diarios, las clasificaciones o las catástrofes, pero también explica la «constante de Hollywood», que explica la existencia de películas cuyos títulos contienen alguno de los números enteros entre el 1 y 117, excepto el 85.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: