Migrante nicaragüense busca justicia en México, relata el activista y sacerdote Alejandro Solalinde

Entre miles de migrantes centroamericanos de tránsito por México han destacado casos de nicaragüenses como el de Elvis Garay, cuyos derechos han sido violentados por parte de autoridades migratorias

Migrante nicaragüense, México

Padre Alejandro Solalinde, defensor de derechos humanos. LA PRENSA/E. ROMERO

La población migrante nicaragüense que pasa de tránsito por México es minoritaria en relación al resto de personas oriundas de otros países centroamericanos. Pero aún así, hay algunas trágicas historias sufridas por nacionales que resaltan en la memoria del padre Alejandro Solalinde, reconocido defensor de los derechos de los migrantes en México, en su mayoría centroamericanos y sudamericanos.

De los miles de centroamericanos que han pasado por México, hay un nica que por años ha quedado en México para que le hagan justicia. Él es Elvis Garay Lorío, de quien dice Solalinde, autoridades del Instituto Nacional de Migración de México, le violaron sus derechos.

Por ello, con su acompañamiento aseguró, Garay presentó una demanda en contra de las autoridades de migración.

“No hemos cerrado el caso porque queremos que se haga justicia, lo dañaron y él con mucha dignidad ha perseverado”, sostuvo el defensor de los migrantes.

Lea además: Migrantes nicaragüenses olvidados en México

Garay llegó legal a México, estuvo casado con una mexicana, pero refiere que se negó a entrar “en negocios sucios” de la familia de la expareja.

Esto le costó que la expareja, con quien procreó un hijo lo denunciara ante las autoridades de Migración. “Migración se le echó encima. Lo maltrataron, lo encarcelaron, abusaron de él. Entonces él quedó muy dolido, muy lastimado muy indignado y se le aplicó el protocolo de Estambul y salió positivo”, comenta el sacerdote jesuita.

El protocolo de Estambul es el manual de investigación y documentación efectiva sobre tortura, castigos y tratamientos crueles, inhumanos o degradantes.

Migrante nica se ha mantenido firme

El padre Solalinde explica que el migrante nicaragüense ha sido una víctima reconocida en México y es apoyado por varias organizaciones de la sociedad civil de su país, por considerarlo un caso excepcional de una persona que ha optado por permanecer allí, hasta que le hagan justicia.

Puede leer además: A México, en busca de los desaparecidos

“Mire le han ofrecido dinero, millones, le han ofrecido la regularización inmediatamente y él ha rechazado todo eso”, apunta el padre Solalinde.

La trata de  persona es un “negocio sucio”

El caso de la migrante nica Daniela, cuyo drama de haber vivido siete años como esclava sexual de Los Zetas y el Cártel del Golfo, fue expuesto por la revista Vice News , en agosto del año pasado, aunque refiere que no lo ha conocido personalmente, si escuchó del caso. Relató que el excoordinador de la casa Hermanos en el Camino y recién fallecido Adonis Rodríguez, tenía un registro muy minucioso de estos casos y pedía la intervención de la Policía para que esta situación cesara. Y menciona que esta situación existe en todo el país, pero sobre todo en Chiapas.

También: Mafia de tratantes aún opera en Nicaragua

Confirma que los centroamericanos son víctimas de la trata de personas desde que ingresan a México. Resalta que el ilícito no solo es promovido por los cárteles del crimen organizado, sino también por funcionarios cómplices “de estos negocios sucios” a costa del comercio humano, por lo que señala “tienen que enfrentarse al crimen organizado y al crimen autorizado”.

“Normal nunca va a ser, es algo tremendo que debemos rechazar. Pero si es común, si se da, se sigue dando desde la entrada a México”, refirió el sacerdote.

Solalinde por su activismo en defensa de los migrantes y señalar la corrupción existente en su país ha sufrido amenazas de muerte, en dos ocasiones ha sufrido cárcel y ha enfrentado denuncias ante la justicia, pero también que haya sido postulado al Premio Nobel de la Paz 2017 .

Aunque dice “eso para mi es accidental, lo importante es que es mi misión, yo estoy en eso, con premio o sin premio voy a seguir y Dios me da la fuerza para hacerlo y me gusta lo que hago”.

Solalinde asistió al Sexto Congreso Centroamericano de Estudios Culturales, realizado en la presente semana en la Universidad Centroamericana (UCA), donde dictó la conferencia magistral El Reino de Dios en las migraciones.

70,000
migrantes centroamericanos desaparecidos en su tránsito por México durante los últimos diez años es el estimado que hace el Movimiento Migrante Centroamericano, organismo defensor de los migrantes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: