“Chocolatito” González y su estrecha relación con Japón

Román González ha tenido una relación cercana con Japón, país que lo acogió como su segunda casa, en el que ha peleado y desarrollado su carrera.

Román González ha ganado tres de sus cuatros títulos mundiales de boxeo en Japón, el tercero ante Akira Yaegashi. LA PRENSA/AP/Toru Takahashi

Román González ha ganado tres de sus cuatros títulos mundiales de boxeo en Japón, el tercero ante Akira Yaegashi. LA PRENSA/AP/Toru Takahashi

Román González viajó a Japón este domingo y estará en suelo nipón hasta el 1 de septiembre, día en el que regresará a California para presentarse a la revancha con el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, programada para el 9 de septiembre en el StubHub Center, en Carson.

Habiendo iniciado su preparación en Nicaragua de forma lenta el 5 de mayo, “Chocolatito” entrenó luego una semana en Coachella, antes de trasladarse a Japón, dejando atrás una relación rota con el entrenador nacional Wilmer Hernández, para caer en manos de los asiáticos Sendai Tanaka y Nakamura Sam, quienes tratarán de trastocar su boxeo.

En este contexto, y de manera formal, González pasará esta vez su estadía más larga en Japón (un mes y catorce días), esculpiéndose a sí mismo en el Teiken Boxing Gym, situado en Tokio, terreno en el que el promotor internacional Akihiko Honda logró establecerse en este negocio, hasta convertirse en uno de los más influyentes del mundo.

Lea: Sendai Tanaka, el refuerzo japonés en la esquina de «Chocolatito» González

“El señor Honda y la familia de Teiken me van a ayudar para mi pelea con Rungvisai”, dijo González, en su regreso de Japón el 22 de junio, donde estuvo por espacio de dos semanas primeramente, evaluando su futuro, al lado de Honda y de su apoderado Carlos Blandón.

Es Japón la segunda casa de González, quien estampó su firma con Teiken Promotions por primera vez en noviembre del año 2007, cuando era solamente un boxeador en construcción, muy brillante, pero sin corona.

Siete combates en Japón

Fue justamente en este país en el que en septiembre del 2008, “Chocolatito” atraparía el título de las 105 libras de la AMB ante Yutaka Niida, estableciendo raíces profundas que se sostienen hasta el día de hoy, consolidadas a través del tiempo.

Guiado entonces por el reputado entrenador Gustavo Herrera, “Chocolatito” se abría paso en el boxeo, en el inicio de una carrera sin réplica, siguiendo el legado de Alexis Argüello, a quien con respeto González llama “El Maestro”.

Lea: “Chocolatito”, al arribar de Japón: “Quiero hacer algo muy diferente en la revancha”

En la continuación de su relación con Japón, con Honda y su empresa boxística, el ahora tetracampeón hizo la segunda defensa de su cinturón mínimo en el país asiático, frente al local Katsunari Takayama, atribuyéndose una victoria por decisión unánime en septiembre del año 2009, y posterior a esto, volvió a defender el cetro con Iván Meneses y más tarde alcanzó su segunda corona (108 libras de la AMB) contra Francisco Rosas.

“Es como mi segunda casa. Al señor Honda yo lo considero como mi papá, es una buena persona y ha sabido guiar mi carrera”, ha dicho González, en torno a esta relación.

Posterior al triunfo sobre Rosas, “Chocolatito” hizo dos combates más en Japón (Óscar Blanquet y Juan Purísima), pero fue en Tokio, en septiembre del año 2009, donde su nombre se expandió todavía más. Noqueando en nueve asaltos a Akira Yaegashi, en una excepcional presentación donde se mezcló por igual la destreza, el aguante y la inteligencia, González se convertía en tricampeón, esta vez de la mano del adiestrador Arnulfo Obando.

Entrevista: Román González: “Me duele mucho lo que me hicieron”

Venciendo a Yaegashi, a quien González ha calificado como uno de los peleadores de más riesgo a los que ha enfrentado, vino una batalla con Rocky Fuentes, en noviembre del año 2014, la última que se le recuerde en suelo japonés, y desde mayo del 2015, solamente ha peleado en Estados Unidos, sacudiendo escenarios de alto nivel como el Fórum de Inglewood, en Los Ángeles, y el Madison Square Garden, en Nueva York.

Más cerca

Superado en medio de un fallo polémico el 18 de marzo en Nueva York por Rungvisai, a quien se prepara para enfrentarlo por segunda vez, “Chocolatito” viajó a Japón el mes pasado a pedido del promotor Honda, y entrenará allá, lo que pudiera interpretarse de la siguiente manera: quiere tenerlo de cerca, sin descuidos.

Te puede interesar: Completan megacartelera de los pesos pequeños con Román González al frente

“Vamos a estar entrenando allá, trabajando en la estrategia para la revancha, en Teiken todos somos una familia, somos un equipo. Hasta con el señor Honda estuvimos viendo unas cositas, errores que cometimos en la primera pelea”, vino diciendo “Chocolatito” al arribar al país.

“Es un plan de trabajo normal, como el que se hace para las peleas, ya “Román” tiene la estrategia para ganar la pelea”, expresó Sendai Tanaka, quien fungirá como nuevo entrenador en la esquina del nicaragüense.

Un país y un peleador. Japón y Román González, escribiendo una historia de trabajo, triunfo y unión, para darle forma a una carrera exitosa.

Wilmer Hernández deja de ser el entrenador de Chocolatito González

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: