Revolución y democracia

El mito de que fue gracias a la revolución del 19 de julio que se estableció la democracia en Nicaragua, era una tesis histórica oficial en los años ochenta, durante la dictadura sandinista

18/07/2017
tragedias

Uno de los muchos periodistas extranjeros que vinieron a Nicaragua para cubrir la insurrección final sandinista en julio de 1979, el mexicano Edgard Hernández, recuerda que cuando reportó para su medio la caída de la dictadura somocista expresó con entusiasmo desbordado, que ese día la libertad se había dado la mano con la democracia. Tal declaración del corresponsal mexicano aparece en el reportaje del periodista de LA PRENSA Eduardo Cruz, titulado Reporteros de la ofensiva final, publicado en la sección Domingo el pasado 16 de julio.

El mito de que fue gracias a la revolución del 19 de julio que se estableció la democracia en Nicaragua, era una  tesis histórica oficial en los años ochenta, durante la dictadura sandinista, y la siguen repitiendo inclusive disidentes del FSLN que ahora luchan por la democracia.

Pero no es cierto. El triunfo de una insurrección armada o revolución no produce  el establecimiento de la democracia, salvo casos muy  excepcionales. Más bien, la revolución  muchas veces impone   una nueva dictadura, como ocurrió precisamente en Nicaragua en 1979.

La democracia, como es bien sabido, exige  entre otros requisitos fundamentales la realización de elecciones competitivas y justas, mediante la práctica del sufragio universal y el voto secreto como expresión de la soberanía del pueblo; y que gobiernen los que obtienen el voto de la mayoría con pleno respeto a los derechos de las minorías.

Si  los sandinistas hubieran querido sustituir la dictadura somocista con la democracia  hubieran convocado de inmediato a elecciones libres y limpias, en el término de 6 meses o un año a lo sumo. Pero  ni siquiera  la palabra elecciones incluyeron en el Estatuto Fundamental y el Estatuto de Derechos y Garantías de los Nicaragüenses, los documentos programáticos con los cuales sustituyeron la Constitución de 1974. Mucho menos que reconocieran  el derecho  del pueblo a  elegir sus gobernantes, como es propio de una democracia.

Lo que hicieron los sandinistas fue imponer una dictadura revolucionaria que además de ajustarle las  cuentas a los somocistas derrotados, persiguió y reprimió también  a los partidos democráticos y a todos los nicaragüenses que reclamaban el reconocimiento de sus  derechos políticos y el establecimiento de la democracia, comenzado con la celebración de elecciones libres y competitivas.

Claramente, el objetivo del Frente Sandinista de Liberación Nacional no era establecer la democracia,  sino imponer  un régimen autoritario socialista —o totalitario comunista—, como el que había entonces y sigue existiendo hasta ahora en Cuba.

¿Elecciones, para qué? El pueblo ya votó el 19 de julio, gritaban los comandantes sandinistas en las plazas repletas con  sus simpatizantes. Uno de los  comandantes inclusive llegó a decir el disparate de que  en Nicaragua había  una “dictadura revolucionaria democrática”, frase que  ni siquiera era original sino la  elucubración de un teórico marxista de la  Hungría comunista llamado György Lukács.

Obligados por el crecimiento de la guerra contrarrevolucionaria, los sandinistas montaron en 1984 un simulacro de elecciones acompañados por sus partidos aliados del Frente Patriótico de la Revolución. Pero la estratagema no les dio resultado y en febrero de 1990 tuvieron que permitir elecciones competitivas, en las que triunfaron  la alianza opositora  UNO y su candidata presidencial, doña Violeta Barrios de Chamorro.

Fue hasta entonces que  hubo democracia en Nicaragua.

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

  • marcel

    El Editorial es congruente con las consecuencias nefastas, quizás inesperadas para la mayoría del pueblo nicaragüense, que se vivieron desde el 1979 a esta fecha cuando los sandinistas, ocuparon el lugar del somocismo. La historia socio política de los pueblos del mundo nos enseñan que ninguna revolución o lo que es lo mismo , lucha armada redundara en un siclo democrático libertario para los pueblos, mas cuando sus dirigentes llegan al poder repletos de odios, rencores, resentimientos y un revanchismo desalmado, aunque muchas veces sin causas,Los bolcheviques, asesinaron millones en Rusia, desmantelaron el zarismo corrupto y eternizaron un sistema con mas corrupción y vicios que el anterior. Lo mismo había sucedido en México con un ignorante como cabecilla de la lucha armada me refiero a Pancho Villa y sus secuaces, allá fueron asesinados españoles, criollos culpables e inocentes, para que? para eternizar una dictadura sanguinaria ladrona y corrupta, la del PRI, en nuestra Nación, sucedió igual, al renunciar Somoza ante la presión gringa, estos ignorantes y sus aliados cubanos, libios y toda esa plaga de internacionalistas sentaron su trasero, viviendo a sus anchas disfrutando de las casas de los adinerados a quienes llamaban ladrones, y la plebe? Esa no fue tomada en cuenta ni será una revolución, es la evolución distorsionada por el odio y la envida y sobre todo el revanchismo y la sangre de mártires.


Recientes
23/05/2018 12:49 AM

Mookie Betts llegó a 16 jonrones y Alex Blandino 1-0 como emergente

Deportes
Mookie Betts llegó a 16 jonrones y Alex Blandino 1-0 como emergente

José Altuve ganó el título de bateo con 5 pies y 6 pulgadas de estatura. Mookie Betts se pregunta porque él no puede ser el rey de los jonrones con 5'9..

23/05/2018 12:00 AM

Gatopardos al acecho

Opinión
Gatopardos al acecho

Se llama desde entonces gatopardismo a quienes “jugando su juego” se alinean sin vergüenza hacia donde la balanza del poder se incline, con el propósito de mantener su estatus, reciclarse o eludi..

23/05/2018 12:00 AM

Demoledor el informe CIDH

Columna del día
Demoledor el informe CIDH

El explosivo informe es “preliminar” porque el informe final lo han ofrecido dentro de un mes..

23/05/2018 12:00 AM

Carretera Panamericana Norte de Nicaragua llena de tranques

Nacionales
Carretera Panamericana Norte de Nicaragua llena de tranques

El sector de Las Maderas, ubicado en el kilómetro 50, es el principal tranque y donde más personas participan, pero yendo de Managua hay que pasar al menos tres más..

23/05/2018 12:00 AM

Rommel Caballero en busca de su primera victoria ante un rival de seis derrotas en fila

Deportes
Rommel Caballero en busca de su primera victoria ante un rival de seis derrotas en fila

Daniel Bastien posee siete derrotas, cuatro victorias y solamente un nocaut. Ha perdido seis peleas en fila y cuatro de esas por la vía del cloroformo. No se ve como una piedra en el camino para Romme..

23/05/2018 12:00 AM

Descubra los numerosos y correctos usos de la letra g

Cultura
Descubra los numerosos y correctos usos de la letra g

Toda esta información, con más detalles, ejercitación variada y exámenes parciales, la puede ampliar en la colección gratuita que el diario LA PRENSA ofrece a sus lectores en la edición impresa, ..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}