Repunte de casos de malaria y dengue en Nicaragua

Según los boletines epidemiológicos del Ministerio de Salud (Minsa), en lo que va de este año el número de casos de malaria asciende a 3,269

Médicos advierten que la fumigación no está dando buenos resultados y que el Gobierno debe impulsar otras medidas. LA PRENSA/ ARCHIVO

Las lluvias de los últimos días y la acumulación de basura en los hogares han generado un incremento de casos de malaria y dengue en el país. Según información divulgada el lunes, en la última semana fueron registrados 150 casos de malaria y 50 enfermos con dengue.

Según los boletines epidemiológicos del Ministerio de Salud (Minsa), en lo que va de este año el número de casos de malaria asciende a 3,269; asimismo, contabilizan dos muertes por dengue y 1,398 enfermos en todo el territorio nacional.

El especialista en Salud Pública, Luis Pérez, advirtió que ambas enfermedades pueden ser mortales, es por ello que instó a la ciudadanía a que acudan a la unidad de salud más cercana ante los primeros síntomas.

Lea además: Cuídese del dengue

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue es una enfermedad vírica que se transmite por el mosquito Aedes aegypti.

“Las personas no pueden definir si tienen síntomas de dengue, recuerde que ahora hay enfermedades parecidas como el zika y chikungunya. Entonces, deben acudir a una unidad de salud cuando es la segunda ocasión (que tiene dengue) y cuando está presentando fiebre persistente y le aparecen puntitos en la piel”, explicó el doctor Pérez.

El peligro de la aspirina

Asimismo, el galeno recordó que existen dos tipos de dengue, el clásico y el hemorrágico, y los principales síntomas son: fiebre elevada acompañada de dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los ojos, dolores musculares y articulares, náuseas y sarpullido.

Además, el médico explicó que si existen sospechas de un caso de dengue, no se deben tomar medicamentos como la aspirina.

Lea también: Medicina contra la malaria está centralizada por el Minsa

“El virus lo que hace es disminuir las plaquetas, al tomar aspirina las plaquetas disminuyen el doble… Entonces, la persona queda más predispuesta a presentar un sangrado por cualquier parte del cuerpo, por eso la aspirina está contraindicada”, agregó el doctor.

Malaria también aumentó

Otra enfermedad que va en aumento es la malaria. Luego de estar controlada, esta epidemia ha afectado a la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN) en los primeros meses del año.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la malaria o paludismo es potencialmente mortal y es causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra del género Anopheles infectados por el parásito Plasmodium.

Lea más en: Epidemias impactan más en el norte de Nicaragua

Para el epidemiólogo Leonel Argüello Yrigoyen, la malaria o paludismo es una enfermedad de fácil propagación, ya que el parásito se cría en aguas sucias: “Esta es una enfermedad que estaba bastante controlada pero que dejaron de hacerse las medidas de control necesario, entonces eso hace que la enfermedad se dispare”.

Infecciones respiratorias

Por otro lado, la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, reportó que en la última semana murieron siete personas con neumonía y 3,951 fueron hospitalizadas por esta causa. A nivel general, en lo que va de este año 129 personas han muerto con neumonía y 69,243 han contraído la enfermedad.

Asimismo, la funcionaria indicó que el Minsa registró en la última semana 33 casos de influenza y 11 de leptospirosis.

También lea: Sepultan a primera víctima de dengue de 2017 en Nicaragua

Ante el aumento de las infecciones respiratorias, la neumóloga Verónica Fuentes, dijo recientemente que hay una gran cantidad de virus en el ambiente que, aunada a las lluvias de los últimos meses, hace que gran parte de la ciudadanía desarrolle algún tipo de infección respiratoria.

“El ambiente generalmente para esta época del año, por las lluvias, acarrea la mayoría de los virus, llámese Virus Sincitial Respiratorio, que es el principal causante de bronquiolitis, la influenza o cualquier otro”, dijo.

Ante esto la doctora Fuentes ejemplifica: “Si un niño anda con gripe, no se presentan los síntomas ahí nomás, porque hay un período de incubación del virus; pero si él llegó a la escuela y tres días después no llega porque presentó los síntomas, entonces ya contagió al resto del grupo”.

Chikungunya y zika neutralizados

En lo que va de este año el Minsa solo ha registrado cinco casos confirmados de zika y ocho casos de chikungunya, ambas enfermedades son transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, mismo que transmite el dengue y la fiebre amarilla.

Le puede interesar: Casos de dengue se duplicaron y neumonía no da respiro

Según los boletines del Minsa hasta el 10 de julio del año 2016 contabilizaban 456 casos de zika. Por otro lado 505 casos de chikungunya. Ambas enfermedades se redujeron en más del 98 por ciento.

Fumigación no es efectiva

La especialista en Salud Pública, Ana Quirós, advirtió recientemente que la fumigación es “casi inútil” e indicó que el Gobierno debe buscar una nueva estrategia de combate contra los zancudos.

“El hecho de que se amplíe la fumigación y la abatización de manera indiscriminada ha contribuido a que la población tenga una falsa sensación de seguridad, creyendo que con eso ya es suficiente y entonces dejan de trabajar en la limpieza”, dijo Quirós.

Asimismo, el epidemiólogo Leonel Argüello, señaló que el Minsa debe tomar medidas para evitar el avance de esta enfermedad, como la educación a la población y eliminar los criaderos de mosquitos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: