Daniel Ortega simboliza una «nueva dictadura»

Disidentes del FSLN no ven rastros de la revolución en la Nicaragua actual

19 de julio, Managua, Revolución sandinista, Daniel Ortega,

Los actos en conmemoración de la revolución popular que derrotó a la dictadura somocista se convirtieron en un culto a la personalidad de Daniel Ortega y a la de su esposa y vicepresidenta designada, Rosario Murillo. LA PRENSA/Roberto Fonseca

Para dos personajes que fueron partícipes de la revolución popular sandinista, Dora María Téllez y Víctor Hugo Tinoco, aseguran que el acto de este 19 de julio tendrá más parecido a las celebraciones que hacía la dictadura somocista que de reivindicación de los 38 años de la gesta histórica en la que el pueblo nicaragüense derrotó precisamente a esa dictadura.

Téllez y Tinoco ven más semejanzas en el modelo de gobierno familiar impuesto por Daniel Ortega, presidente designado por el Consejo Supremo Electoral (CSE), con el de la dictadura de 45 años que empezó con Anastasio Somoza García y finalizó con la derrota de su hijo Anastasio Somoza Debayle por la revolución nicaragüense.

Lea además: Venezolanos votan en Nicaragua contra Constituyente de Maduro

Tinoco, ex vicecanciller en el período de los 80, asevera que “la revolución no fue un triunfo militar exclusivo del Frente Sandinista sino fue una gesta que involucró a toda una generación”, donde participó el sector empresarial, la Iglesia… fue una gesta del pueblo”.

“Desafortunadamente lo que hay ahora es un acto de culto a la personalidad de Ortega y ahora a la dinastía de su familia (sic). Ortega y su esposa Rosario Murillo formaron parte del esfuerzo de la revolución, pero no fueron centrales, lo que pasa es que ahora vivimos una deformación de los principios y logros revolucionarios, porque lo que vivimos es la negación de la esencia del sandinismo porque estamos frente a una nueva dictadura”, afirma Tinoco.

Igual que Somoza

Téllez, excomandante guerrillera, dice que lo que merece celebrarse es “el derrocamiento de una dictadura y la apertura de una puerta a la libertad al pueblo nicaragüense”, pero lamenta que “esa puerta la ha pretendido cerrar la familia Ortega-Murillo que ejerce el poder como lo hacía la familia Somoza”.

Lea también: Henry Ruiz: “Daniel Ortega sepultó la revolución”

Este 19 de julio habrá un acto en la Plaza La Fe, en Managua, al que ha convocado el Gobierno a simpatizantes sandinistas y es obligado asistir para funcionarios. Las figuras centrales serán Ortega y su esposa, vicepresidenta designada.

Los nicaragüenses tenemos que unirnos en torno a dos cosas: forzar a Ortega a que haya elecciones libres y en torno a un plan de gobierno donde todos tengamos cabida”.
Víctor Hugo Tinoco, ex vicecanciller.

Revolución cívica

La excomandante guerrillera Dora María Téllez afirma que pese a que la pareja presidencial, Daniel Ortega y Rosario Murillo, se presentan como símbolos de la revolución, sostiene que “ellos representan una dictadura que reprime porque se mantiene un nivel de represión fuerte contra los derechos de los nicaragüenses”.

Le puede interesar: Reporteros de La Ofensiva Final

Que Murillo sea la sucesora legal de Ortega en el Gobierno y que sus hijos ocupen puestos claves y poder es otra semejanza de lo que es una dinastía, según Téllez.

“Lo que necesitamos es una revolución cívica y para eso los nicaragüenses debemos organizarnos”, aseguró.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: