Las 10 muertes más dramáticas e impactantes durante las protestas en Venezuela

Las protestas opositoras que exigen en Venezuela la salida del poder del presidente Nicolás Maduro suman 103 muertos en casi cuatro meses, tras un paro general realizado entre jueves y viernes que dejó cinco fallecidos.

LA PRENSA/ AFP

Las protestas opositoras que exigen en Venezuela la salida del poder del presidente Nicolás Maduro suman 103 muertos en casi cuatro meses. Solo durante un paro general realizado entre este jueves y viernes, cinco personas fallecieron.

La oposición denuncia una «salvaje represión» de militares y policías, mientras que Maduro acusa a sus adversarios de «actos terroristas» y «crímenes de odio».

Aquí diez casos emblemáticos:

El primer disparo

El 6 de abril, el universitario Jairo Ortiz, de 19 años, murió por un disparo en el pecho cuando los cuerpos de seguridad disolvían una manifestación en los Altos Mirandinos, a las afueras de Caracas. Fue el primer fallecido.

Con una botella de hielo

El 19 de abril, Almelina Carrillo, de 47 años, fue golpeada en la cabeza con una botella de agua congelada que lanzaron opositores desde un edificio contra una marcha chavista en el centro de la capital. Murió cinco días después.

Almelina Carillo luego de ser golpeada con una botella de agua congelada.

Impactado por una lacrimógena

El 26 de abril falleció Juan Pablo Pernalete, de 20 años, cuando protestaba en Caracas. El gobierno sostenía que el joven había sido herido por otros manifestantes con un arma para sacrificar ganado, y no por una bomba lacrimógena como aseguraba la oposición.

Lea: Dos muertos durante el paro general convocado por la oposición en Venezuela

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, confesa chavista enfrentada a Maduro, denunció que murió por el impacto de una bomba lacrimógena en el pecho y responsabilizó a militares de la Guardia Nacional, irritando al gobierno.

El violinista

El 3 de mayo, Armando Cañizales, de 18 años, murió al ser baleado en una manifestación en la principal autopista caraqueña. Cañizales era violinista en el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela. El prestigioso director Gustavo Dudamel, quien evitaba pronunciarse contra Maduro, condenó «la represión» y dedicó al joven músico un concierto en Los Ángeles, donde dirige la Orquesta Filarmónica.

Un militar linchado

El militar retirado Danny Subero, de 34 años, murió el 27 de mayo en Cabudare -estado Lara, oeste-, tras ser golpeado por opositores y rematado a tiros, según las autoridades.

Subero fue agredido cuando una multitud le acusó de «infiltrado» durante un homenaje a un opositor fallecido la víspera.

Quemado vivo

La noche del 3 de junio perdió la vida Orlando Figuera, de 21 años, apuñalado, rociado con gasolina y prendido en llamas durante una protesta opositora el 20 de mayo en las proximidades de la Plaza Altamira, en Caracas. Sufrió quemaduras en 80% del cuerpo.

El caso de Figuera, quien según el gobierno fue linchado tras ser acusado de chavista o de ser un ladrón, es calificado por Maduro y altos funcionarios como «crimen de odio».

Orlando Figueroa sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. LA PRENSA/Archivo

Un explosivo en el pecho

El 7 de junio falleció Neomar Lander, de 17 años, herido en medio de enfrentamientos entre manifestantes y policías en Caracas, en circunstancias confusas.

El gobierno asegura que las lesiones fatales se produjeron cuando estalló un explosivo que cargaba y la oposición que fueron causadas por otro artefacto que le lanzaron las fuerzas de seguridad.

Lea también: El video de Maduro manejando por Caracas para asegurar que paro fracasó

Los militares abren fuego

El 20 de junio murió otro chico de 17 años, Fabián Urbina, después de que militares dispararan con armas de fuego contra manifestantes encapuchados en Caracas. La Fiscalía imputó a tres efectivos de la Guardia Nacional.

A quemarropa

Dos días después, David Vallenilla, de 22 años, falleció por heridas de perdigones disparados a quemarropa por un uniformado frente a una base militar de la capital.

Horas antes, Maduro dijo que el uso de armas de fuego y escopetas de perdigones estaba prohibido en control de orden público y que las protestas debían disolverse solo «con agua y gasecito lacrimógeno».

Tiroteo en las urnas

El 16 de julio, durante el plebiscito simbólico de la oposición contra Maduro y su proyecto de Asamblea Constituyente, desconocidos en motocicletas dispararon contra personas que votaban en el populoso barrio caraqueño de Catia.  Xiomara Scott, enfermera de 61 años, fue asesinada en la balacera.

Xiomara Scott fue asesinada durante la realización de la consulta popular.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: