Juez de Rivas declara en rebeldía a exalcalde y lo manda a sacar de hospital

Según Esteban Mayorga, hijo del exalcalde, su padre se presentó el jueves a la sala del Juzgado de Distrito Penal de Juicios de Rivas, y desde las 9:00 a.m. se estaba quejando

Según el Instituto de Medicina Legal, el exalcalde de San Jorge, Luis Felipe Baldizón Ramírez, de 73 años, está grave. LA PRENSA/R. VILLARREAL

Tras haber sido declarado rebelde y mandado a sacar del hospital de Rivas —donde estaba internado— con agentes de la Policía Nacional, la juez Anabell Moreno Villalobos declaró culpable de peculado al exalcalde conservador de San Jorge (2004-2008), Luis Felipe Baldizón Ramírez, de 73 años.

Según Esteban Baldizón Mayorga, hijo del exalcalde, su padre se presentó el jueves a la sala del Juzgado de Distrito Penal de Juicios de Rivas, y desde las 9:00 a.m. se estaba quejando, pero a las 11:30 a.m. dijo que ya no aguantaba más y el abogado defensor pidió la suspensión del juicio para que lo remitieran a Medicina Forense.

Lea además: Diez kilómetros a Tola en mal estado

El procesado fue llevado a emergencia del hospital Gaspar García Laviana, de Rivas, donde fue internado.

“Iba con el azúcar en 400, con fiebre, presión alta y arritmia cardiaca, su defensor informó a la juez de juicios de Rivas, y ella, a esa hora envió un oficio a Medicina Forense para que lo fueran a valorar al hospital de Rivas, pero aun sabiendo que mi padre estaba en el hospital, la judicial decidió continuar el juicio, y hasta ordenó a la Policía de Rivas que lo llevara por la fuerza”, lamentó Baldizón Mayorga.

“Creo que el propósito es matarlo, es increíble cómo la judicial mandó al forense al hospital a examinarlo, y después declaró rebelde a mi papá porque dijo que no sabía dónde estaba, y siguió el juicio hasta declararlo culpable”, resaltó el hijo del exalcalde.

Lea más en: Policía de Rivas retiene automóvil, pese a orden de juez de regresarlo

LA PRENSA intentó conocer la versión de la juez Moreno, pero no tuvo acceso a su despacho.

La acusación de peculado en contra de Baldizón Ramírez y del exadministrador de la Alcaldía de San Jorge, Pedro José Durán, fue hecha el 22 de mayo de 2014, pero suspendida en 2015 cuando Baldizón Ramírez fue sometido a una cirugía de corazón abierto en un hospital capitalino.

Lea también: Reactivan terminal pesquera en Rivas

Según la acusación, entre el 31 de marzo de 2007 y el 5 de diciembre de 2008, hicieron el traslado de 593,826 córdobas, de una cuenta de la Alcaldía de San Jorge a una cuenta personal del exalcalde Baldizón Ramírez y solo regresaron 308,188 córdobas, quedando un faltante de 285,637 córdobas.

Pero en un informe de la Contraloría General de la República, se detalla que al revisar el estado de la cuenta personal del exalcalde se observó que los 285,638 córdobas fueron devueltos a la Alcaldía de San Jorge en cinco desembolsos hechos entre agosto y diciembre de 2008, por lo que familiares y el abogado defensor alegan que Baldizón Ramírez no se quedó con un solo córdoba de la comuna.

¿Qué es el peculado?

Según el artículo 451 del Código Penal de Nicaragua, comete peculado la autoridad, funcionario o empleado público que sustraiga, apropie, distraiga o consienta, que otro sustraiga, apropie o distraiga bienes, caudales, valores o efectos públicos, cuya administración, tenencia o custodia le hayan sido confiados por razón de su cargo en funciones en la administración pública, órganos, dependencias, entes desconcentrados, descentralizados, autónomos o empresas del Estado del municipio y de las Regiones Autónomas, para obtener para sí o para tercero un beneficio, y será penado con prisión de cuatro a diez años e inhabilitación absoluta por el mismo período.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: