Turismo en Nicaragua: Adrenalina en el Cerro Negro

Si ama la aventura y los deportes extremos, deslizarse en el volcán Cerro Negro debe estar en su lista de cosas por hacer.

Las turoperadoras que ofrecen el paquete de sandboarding brindan los equipos de protección y tablas para deslizarse desde el volcán. LAPRENSA/ ARCHIVO

Las turoperadoras que ofrecen el paquete de sandboarding brindan los equipos de protección y tablas para deslizarse desde el volcán. LAPRENSA/ ARCHIVO

Imagínese sobre una tabla que viaja a más de 50 kilómetros por hora, deslizándose por el cono de un gran volcán partiendo desde su cima hasta sus faldas. ¿Pudo hacerlo? Da miedo, ¿cierto? Pero es una aventura que, para quienes lo han hecho, vale cada segundo. Y no solo por la descarga de adrenalina sino porque desde la cima del Cerro Negro tendrá una vista panorámica inmejorable: se alzarán ante usted los volcanes cercanos Telica y San Cristóbal.

La experiencia inicia escalando hasta la cima. Los guías turísticos le darán un bolso con lentes de protección, guantes, el traje overol y la tabla con la que se deslizará. Pero le advertimos que si no está acostumbrado a practicar ejercicios o caminatas, le será difícil, porque el volcán es muy inclinado y el tipo de terreno, de cenizas y roca volcánica, le da otro toque de dificultad. Además, no hay sombra donde ocultarse de los rayos del sol, que en esta parte de Nicaragua suelen ser muy fuertes.

Llegar hasta la cima del coloso le tomará mínimo una hora y treinta minutos, así que no olvide llevar agua y aplicarse bloqueador solar. Una vez sobre ella podrá disfrutar de la vista hacia la ciudad y podrá aprovechar para tomar buenas fotografías.

Sin más preámbulos, use su equipo protector y prepare su tabla para deslizarse. Puede hacerlo de pie o sentado, usted elige. Hay una turoperadora que está ofreciendo el servicio de balsa; esta es inflable y en ella pueden deslizarse hasta seis personas.

Actualmente hay una turoperadora que ofrece el servicio de deslizamiento en una balsa. LAPRENSA/ ARCHIVO
Actualmente hay una turoperadora que ofrece el servicio de deslizamiento en una balsa. LAPRENSA/ ARCHIVO.

A diferencia del tiempo que le toma subir, en un minuto o dos estará en las faldas del volcán. Si le suena simple, tenga en mente que ni siquiera quienes se han aventurado pueden describir el torrente de emociones que sintieron durante la bajada, como puede apreciarse en diversos videos en internet.

Pero la aventura no estará completa si no practica canopy. Las cooperativas turísticas de la zona ofrecen este servicio para después del cerro. Son exactamente siete plataformas por las que se deslizará en su arnés y de largo suman 800 metros. También pasará por un puente colgante que mide 16 metros.

Hay varias turoperadoras con las que puede contratar el servicio de sandboarding. Estas ofrecen paquetes desde 25 hasta 45 dólares e incluyen transporte, entrada al volcán y al canopy, y algunas incluso ofrecen el almuerzo.

El volcán más joven

El Cerro Negro es el volcán más joven de Nicaragua y se caracteriza porque en él se puede practicar sandboarding.
El Cerro Negro es el volcán más joven de Nicaragua y se caracteriza porque en él se puede practicar sandboarding.

El Cerro Negro es el volcán más joven de Nicaragua y es uno de los más activos. Su origen data de 1850 y hasta la fecha ha hecho 23 erupciones. Una de las más fuertes fue en 1992. En esa ocasión lanzó columnas de gases, arena, cenizas y lava. La última fue en 1999 y provocó un enjambre sísmico.

Su nombre se origina por cómo está compuesto: es una mezcla entre arena quemada y piedras que le dan un tono oscuro. El francés Eric Barone fue el primero en deslizarse desde este volcán y casi muere al hacerlo. Se lanzó a bordo de una bicicleta y alcanzó los 172.6 kilómetros por hora, hasta que su bicicleta se partió en dos y él sufrió contusiones en todo el cuerpo, aunque iba protegido con un traje especial y un casco.

Cómo llegar

El Cerro Negro está ubicado 26 kilómetros al este de la ciudad de León, en el departamento homónimo. Al llegar a León, debe entrar a la comunidad Lechecuagos, ubicada en la Carretera Panamericana conocida como “By Pass”, y luego siga las señales que lo guiarán hasta las faldas del volcán.

Tome nota

  • Este tipo de deportes se recomienda para turistas y escaladores experimentados o para personas con vocación aventurera.
  • El pasaje en bus, de Managua a León, cuesta 50 córdobas. El viaje dura una hora y una vez en la ciudad dependerá del contacto que tenga con la turoperadora.
  • Si viaja en vehículo propio lo mejor es transportarse en camioneta 4×4, porque el camino es arenoso.
  • No olvide llevar agua, protector solar, zapatos cómodos y alimentos energéticos.

Lea también: El magma del Masaya

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: