“Me encuentro en inminente peligro», advierte sobreviviente de violencia a la Policía

Mujer violentada por su expareja teme por su vida y demanda a la Policía urgente medidas precautelares

violencia

Isamara del Carmen Tellería denuncia violencia ante el abogado del Cenidh, Salvador Marenco. LA PRENSA/CORTESÍA

Con secuelas visibles de la última golpiza propinada por su expareja Isamara del Carmen Tellería denunció desde el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que teme por su vida. Esto porque aunque poco después que lo denunció el hombre fue apresado y acusado, al llegar el caso al juez este mandó a la Fiscalía que el expediente debe ser mejorado y por tanto el hombre fue puesto en libertad.

Con acompañamiento del  Cenidh, Tellería presentó con carácter de urgencia solicitud de medidas precautelares ente la Policía del Distrito Cuatro.

Lea más en: “¿Tendría que llegar en ataúd para que me crean que soy víctima de violencia?”

“Me encuentro en inminente peligro, ya que se ordenó la libertad de mi agresor”, le dice Tellería a las autoridades del Distrito Cuatro de la Policía al solicitar las medidas precautelares a quienes les pide que prohíban o restrinja la presencia de su agresor en su vivienda, centro de trabajo o lugares habitualmente frecuentados por ella, dentro de un radio mínimo de doscientos metros. Así como que  prohíban que este realice en su contra actos de intimidación, persecución, acoso o perturbación contra ella y su familia.

También puede leer: Nicaragua sigue ocultando la violencia contra las mujeres

El abogado del Cenidh, Salvador Marenco, manifestó que de acuerdo a la denuncia presentada por Tellería, durante tres años que convivió con su pareja esta sufrió violencia. La última agresión la sufrió el pasado 16 de julio, cuando decidió denunciarlo en la Policía. El hombre no solo la agredió físicamente sino que la amenazó de muerte.

La mujer relató en el Cenidh que el hombre se tornaba más violento cuando ingería licor. En la última agresión la denunciante asegura que ella le insistió al hombre que la relación entre ambos había finalizado, y el hombre “reaccionó de forma violenta contra mi persona y me arrinconó a la cama, me dio un fuerte golpe en el pecho, en la pierna, su abuela le decía que me dejara de pegar, pero el replicó ‘me las va a pagar porque es una zorra’ (….) y me dio otro golpe en la cara”.

Lea también: Una mujer es asesinada a machetazos en el mercado de Bonanza

Esto le causó hematomas en el ojo izquierdo y una herida en la ceja izquierda que ameritó sutura con siete puntadas, recuerda Marenco que expuso Tellería.

En esa ocasión el hombre hasta llegó a tomar un machete y se lo puso en el cuello. Dado la agresividad con que su expareja atacó a Tellería, esta aseguró ante Marenco que fue que decidió denunciarlo. Y cuando se dirigía al Distrito policial el hombre la llamó y le dijo: “no salgas de donde te dejé, si vos salís te vas a arrepentir, a vos y a tu hermana les voy a arrancar la cabeza”.

Poco después en la propia delegación policial hasta donde la siguió el hombre continuó amenazando, señala Tellería en el escrito presentado en el Distrito Cuatro de la Policía para solicitar medidas precautelares a su favor.

Juanita Jiménez dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), expresó que cotidianamente las mujeres viven todo tipo de violencia y en esto incide que actualmente la mayoría de los jueces actúan al margen de la ley.

Lea además: Alarmante violencia contra mujeres

“Estamos prácticamente retrocediendo más de treinta años, pues tenemos una ley que garantiza esta sanción para estas conductas de violencia, pero los judiciales no la están aplicando”, expone Jiménez.

La director del Centro de Mujeres Acción Ya, Martha Munguía, señaló por su parte, que desde el año pasado habían advertido que la ausencia de políticas y de la aplicación justa de las leyes iba a provocar un repunte de violencia bajo diferentes formas.

Casos preocupantes

La violencia en general en Nicaragua y en particular en el norte del país relacionada con abuso sexual en mujeres y niñas, en los últimos meses “ha sido aterrorizante”, manifestó Martha Munguía.

En cuanto al norte de Nicaragua señaló Munguía que en lo que va del año se han registrado varios femicidios. Tras referir que para llegar a los femicidios tiene que haber un acumulado de violencia que las mujeres están viviendo y que nadie le pone atención.

Le puede interesar: Violencia sufrida por población indígena miskita es causa de pobreza extrema en Caribe de Nicaragua

“En el norte como en el resto del país hay una cultura que propicia la violencia, porque se cree en el derecho que tienen los hombres de castigar a las mujeres hasta quitarle la vida”, afirmó Munguía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: