La Campana, una finca de Rivas que varios reclaman como dueños

Propiedad mide 1000 manzanas donde se desarrolla un proyecto eólico en Rivas

La Campana

Un litigio por crimen organizado contra un inversionista salvadoreño ha despertado el reclamo sobre una valiosa propiedad denominada La Campana, en Rivas. LA PRENSA/R.VILLARREAL

Mientras el inversionista salvadoreño Carlos Santiago Ruiz Sandoval de 77 años, quien trabajaba en un proyecto eólico en Rivas en una propiedad denominada La Campana, está esperando condena por crimen organizado en el Juzgado Distrito Penal de Rivas, por problemas con un socio noruego, otros inversionistas salvadoreños reclaman como propia dicha propiedad y piden que se levante la anotación preventiva de esta, porque no tiene nada que ver en el caso.

“El acusado Carlos Santiago Ruiz Sandoval, no es dueño de La Campana, porque él y sus hijos vendieron todas sus acciones a mis representados Miguel Alberto Rodas Espinoza y Javier Orlando Morales Reyes, desde el 2009. Por eso estamos pidiendo a la juez de juicio que revoque la anotación preventiva que hay sobre esta en el Registro”, dijo Eymis Aleyda Pérez Algaba, abogada de Miguel Rodas, secretario de la junta directiva de la Sociedad Granada Electric.

Lea además: Juez de Rivas declara en rebeldía a exalcalde y lo manda a sacar de hospital

“Conforme a los registros legales, el señor Carlos Santiago Ruiz Sandoval dejó de ser accionista de la Sociedad Granada Electric, S.A. a partir del 10 de junio del 2009; no poseyendo la calidad de socio o inversionista en dicha Sociedad”, aseguró Rodas.

Inversionista salvadoreño Santiago Ruiz Sandoval, de 77 años, detenido en Rivas. LA PRENSA/R.VILLAREAL

Casos civiles en León

Sin embargo, María Esperanza Peña, abogada de Ruiz, dijo que en el Registro Mercantil de León su representado sigue siendo accionista mayoritario de Granada Electric, con el 87 por ciento de las acciones y que por ello hay acciones en trámite en los juzgados civiles de León.

“Si mi representado no tuviera nada que ver con Granada Electric, entonces ¿por qué tiene ocho meses de estar preso por ser parte de esa sociedad?” se preguntó Peña.

Lea también: Hombre fallece en estación policial tras ser detenido, ahora sus familiares exigen una investigación

Al contrario, Rodas agregó que el señor Carlos Santiago Ruiz Sandoval, no es representante Legal, ni personero, ni apoderado, ni administrador o miembro de junta directiva de la sociedad en mención.

“El dominio y propiedad del inmueble en el que se desarrolla el proyecto eólico, es de la Sociedad Granada Electric, S.A.; no del señor Carlos Santiago Ruiz”, reiteró Rodas.

Ahora queda esperar la resolución de la juez de juicio de Rivas Anabell Moreno Villalobos, cuya sentencia dará a conocer por auto. En esta misma resolución dará a conocer la condena para Carlos Ruiz y se pronunciará por la demanda de los terceros de buena fe, que reclaman como propia “La Campana”.

Las manzanas de la discordia en La Campana

El salvadoreño Marcos Eduardo Ruiz Ávila, hijo del procesado Carlos Ruiz, manifestó que el juicio “montado” contra su papá en Nicaragua obedece a intereses mercantiles, ya que al condenarlo por crimen organizado buscarían como arrebatarle su propiedad, la cual mide 1000 manzanas de tierras, que están ubicadas en carretera al Ostional en la hacienda denominada La Campana.

Le puede interesar: Fiscalía culpa a juez por el caso del hombre que mató a ladrón en defensa propia

Al respecto, Miguel Rodas expresó que la información brindada por Marcos Eduardo Ruiz Ávila, “son falsas en cuanto al temor que le sean quitadas las tierras y a que su padre representa a la Sociedad Granada Electric, S.A.; pues ni su padre representa a la referida Sociedad, ni es él quien posee el dominio sobre el inmueble”, dijo Rodas.

Versión del noruego

Douglas Rodríguez defensa del inversionista noruego Ove Bertil, quien acusó a Carlos Ruiz Sandoval de estafa agravada y crimen organizado, afirmó que su representado aportó como capital más de 700 mil dólares para el proyecto de producción de energía limpia y que simplemente el procesado con diferentes figuras legales (contrato de arriendo, contrato de usufructo) se quería quedar con el dinero invertido de su cliente y el proyecto eólico. Ruiz fue absuelto de la estafa agravada por un tribunal de jurado el 25 de julio de 2017.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: