Encuestas y «el síndrome de fingimiento” en Nicaragua

El sociólogo Óscar René Vargas cuestiona las mediciones realizadas en el país y el hecho que no se conoce la verdad sobre la opinión de la población ante distintos temas

Según un estudio, la población teme hablar de política en público. LA PRENSA/ARCHIVO

El sociólogo Óscar René Vargas manifestó este viernes que en Nicaragua las encuestas son cada vez menos creíbles, porque la gente no dice verdaderamente lo que piensa por miedo a opinar.

“El problema es que este es un gobierno en que si vos opinás te sacan del trabajo, ya hemos visto muchos casos de esos. Hay ese ambiente de miedo a opinar”, dijo Vargas.

 

El sociólogo llama a este fenómeno el “síndrome del fingimiento”, porque “todos fingen estar de acuerdo con algo”. “Los partidos zancudos fingen ser opositores, pero no lo son. El gobierno finge ser democrático pero es autoritario. La gente finge estar de acuerdo, pero no está de acuerdo, entonces el problema es que las encuestas no te permiten revelar la verdad”, dijo Vargas.

Lea además: Entregarán resultado de encuestas donde se repudia al CSE

La Universidad de Vanderbilt y el Proyecto de Opinión Pública de América Latina (Lapop) realizaron un sondeo de opinión entre el 13 de septiembre y el 19 de octubre de 2016 en todo el territorio nacional, que reflejó que el 82 por ciento de los encuestados —con ningún nivel de educación— cree que hay que cuidarse al hablar de política.

Sesgo en las encuestas

La directiva del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), Azahalea Solís, también cree que la gente tiene miedo a dar su opinión, pero además considera que las encuestas tienen sesgo, así que no se puede determinar realmente la opinión de la gente.

Solís cree que las encuestas con más credibilidad son las extranjeras, porque además no están contaminadas con el ambiente político del país.

Lea también: Sociólogo insta a cambiar las preguntas en las encuestas en Nicaragua

Este jueves, el sociólogo Silvio Prado valoró que “no es lo mismo hacer una pregunta en un país democrático, donde los derechos de los ciudadanos están debidamente protegidos por las leyes y por tribunales independientes, que preguntar en una dictadura o en un régimen autoritario en los que ocurre todo lo contrario”, a propósito de la respuesta de la gente en las encuestas que se realizan en Nicaragua.

Según Prado, “la gente responderá más lo que de verdad opina en las democracias, que bajo las dictaduras, donde todo cuanto aprecia una persona está a merced de la voluntad política de los autócratas”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: