Los nicaragüenses ahora habitan en mejores casas, según informe del Gobierno

Entre el 2009 y el 2016 las condiciones de las viviendas de los nicaragüenses habrían mejorado considerablemente al incrementar el uso de concreto, zinc y ladrillo de piso. También mejoró la tendencia de las propiedades, revela el Informe de Vivienda de la Encuesta Continua de los Hogares al año 2016, presentada ayer en el Banco Central de Nicaragua (BCN), a la que no tuvo acceso LA PRENSA.

hipotecas, casas

Entre el 2009 y el 2016 las condiciones de las viviendas de los nicaragüenses habrían mejorado considerablemente al incrementar el uso de concreto, zinc y ladrillo de piso. También mejoró la tendencia de las propiedades, revela el Informe de Vivienda de la Encuesta Continua de los Hogares al año 2016, presentada ayer en el Banco Central de Nicaragua (BCN), a la que no tuvo acceso LA PRENSA.

La encuesta realizada por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) detalla que entre el cuarto trimestre del 2009 y el del 2016 el uso de vivienda improvisada se redujo de 3 a 1.1 por ciento.

Al detallar el tipo de material utilizado para la construcción de las paredes de las casas, el que más creció fue la piedra cantera, que pasó de 4.7 a 8.7 por ciento, mientras que la utilización de madera y concreto pasó de 6.3 a 7.1 por ciento. En cambio el uso de bloque de concreto se redujo de 38.4 a 36.2 por ciento y el de madera de 21 a 17 por ciento, detalla el informe divulgado por el BCN.

Guía

Entre los materiales empleados para el techo de las viviendas, el uso del zinc creció de 82.9 a 89.5 por ciento y el de plycem de 2.6 a 2.9 por ciento. En cambio el uso de la teja de barro bajó de 10.3 a 6.5 por ciento. Las viviendas con piso de tierra se redujeron de 39.9 a 31 por ciento. Y las que tienen piso de ladrillo de cemento pasaron de 31.7 a 33.8 por ciento y las de piso embaldosado de 22.9 a 30.1 por ciento.

Con respecto a la legalidad de la tenencia, las que poseen escritura pasaron de 51.6 a 57.8 por ciento. Sin embargo, las casas alquiladas pasaron de 4.6 a 5.1 por ciento, las cedidas y prestadas de 4.3 a 6.4 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: