Bajan metas de generación de energías renovables en Nicaragua

El Plan de Expansión de Generación de Energía Eléctrica Nicaragua indica que la generación de energía renovable en el lapso 2016-2030 será de un 73 por ciento.

El incremento mensual de 1,6 % fue impulsado por un crecimiento en la participación eólica y de los ingenios con desecho de caña. LA PRENSA/ARCHIVO

El Plan de Expansión de Generación de Energía Eléctrica Nicaragua indica que la generación de energía renovable en el lapso 2016-2030 será de un 73 por ciento.

En 2015, el Ministerio de Energía y Minas había proyectado que para el 2020 Nicaragua iba a tener una matriz energética un noventa por ciento renovable.

Le puede interesar: Energía renovable podría erradicar los efectos del cambio climático, de acuerdo al Centro Humboldt

Este año, según cifras oficiales, la proporción de energía renovable es del 53 por ciento, aproximadamente, del total de las energías que se generan en el país.

Con esperanzas

Salvador Mansell, titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM) asegura que este año el país ha logrado alcanzar días en que se genera hasta el 83 por ciento con fuentes renovables.

“En cuanto a energía con fuente renovable seguimos, cerramos el 2016 con 53 por ciento, la meta del 2017 es incrementar un poco en fuente renovable. Cuando Nicaragua coincide en la época entre noviembre, marzo y abril, donde tenemos viento (energía eólica), biomasa (energía por bagazo de caña)…, hidroeléctrica y ahora que tenemos una planta solar de 12 megavatios y la geotermia, eso permite que en ciertos días haya una generación renovable aproximada de 83 por ciento y esperamos cerrar este año en un 83.4 u 85 por ciento de generación a base de fuente renovable”, dijo Mansell.

Lea también: Nicaragua con retos pendientes en energía renovable

En el 2015 se había proyectado que, para el 2020, Nicaragua iba a tener una matriz energética un noventa por ciento renovable, pero cuando se hizo el plan de expansión 2016-2030, las proyecciones cambiaron al salir de juego el mayor proyecto de generación de energía, la hidroeléctrica Tumarín, que generaría más de 250 megawatts a partir de 2014.

Sin embargo, el proyecto insigne de la energía del Gobierno se quedó sin fondos tras una serie de denuncias de corrupción en Brasil y sus acciones fueron vendidas a otros empresarios.

¿Y Tumarín?

En el plan indicativo de expansión de generación de energía eléctrica 2016-2030, elaborado por el MEM, aún se sigue contemplando construir Tumarín, esta vez la expectativa es que inicie la obra en enero del 2023 y finalice en diciembre del 2030.

En Nicaragua se había programado la entrada de Tumarín con 256 megavatios en el año 2014 y luego después de varias prórrogas la empresa dijo que el proyecto estaría listo en el 2019; sin embargo, a mediados del año pasado el proyecto quedó totalmente paralizado.

Lea además: Urge reforma de ley en Nicaragua sobre energía renovable

Según el Ministerio de Energía y Minas (MEM), actualmente el 53 por ciento de la matriz energética en el país es a base de energías renovables y esta subirá con la generación de una nueva planta solar, asimismo hay un 47 por ciento de generación térmica.

Diversificación energética

Por otra parte Mansell agregó que la cobertura eléctrica del país se encuentra en 91.4 por ciento y la meta, según las autoridades gubernamentales, es llegar al 2021 con un 99 por ciento.

“No hay día que no se entregue una o dos comunidades electrificadas”, dijo el funcionario.

Le puede interesar: Reto pendiente: la inclusión de mujeres en proyectos de energía renovable

Según el informe de gestión del Gobierno, uno de los objetivos prioritarios de la política energética es la transformación y diversificación de la matriz energética; que según el documento desde 2007 se ha convertido en un factor dinamizador de la economía nacional, aumentando el porcentaje de generación renovable del 25 por ciento en el 2007 a 52.6 por ciento en 2016.