Banco Mundial recomienda al gobierno mejorar transparencia en cuentas públicas

“Una gestión eficaz y transparente de las finanzas públicas puede ayudar a Nicaragua a generar confianza para movilizar la inversión interna y extranjera”, según el Banco Mundial

Nicaragua, econo

“La falta de separación de las decisiones técnicas de las fuerzas políticas puede conducir a la inacción o la implementación fallida, dice el BM. LA PRENSA/ARCHIVO

El Banco Mundial (BM) recomendó al Gobierno de Nicaragua mejorar la transparencia en las finanzas públicas para aumentar los flujos de inversión interna y captar mayor inversión extranjera. A la vez instó a hacer profundas reformas para reducir los niveles de burocracia que existe en las instituciones públicas.

“Una gestión eficaz y transparente de las finanzas públicas puede ayudar a Nicaragua a generar confianza para movilizar la inversión interna y extranjera”, según el BM.

Centralización excesiva

También el organismo cuestionó la excesiva centralización de la toma de decisiones en el sector público. “Aunque se recopilan datos administrativos sistemáticos en todos los ministerios y organismos, estos raramente se utilizan con eficacia para adaptar y ajustar las políticas y programas debido en parte a la debilidad de la capacidad, pero también a esta centralización excesiva de la toma de decisiones clave”, señala el BM en el informe Diagnóstico Sistemático de País.

Además, recomienda que Nicaragua necesita trabajar hacia procesos de toma de decisiones menos concentrados y mayor empoderamiento para los funcionarios en esta área.

“La falta de separación de las decisiones técnicas de las fuerzas políticas puede conducir a la inacción o la implementación fallida, ya que garantizar continuamente la lealtad política puede afectar la velocidad y la capacidad de tomar y aplicar las decisiones en toda la cadena administrativa”.

Lea además: ¿Modelo de consenso o de Centralización?

“Estas percepciones e indicadores socavan la confianza en el sistema y el país y pueden obstaculizar las perspectivas de inversión y, por ende, el crecimiento a largo plazo”, advierte el documento del BM.

Enrique Sáenz, economista y exdiputado opositor, apunta que lo que necesita el país es un estado inteligente con visión de largo plazo que ofrezca incentivos a la eficiencia.

“La condición básica en una economía de mercado es la transparencia. Según los informes de Funides, aproximadamente el 90 por ciento de los empresarios coloca la corrupción pública como principal obstáculo en el ambiente de negocios. La corrupción provoca ineficiencia, pues las compras estatales y las licitaciones públicas se asignan de forma amañada a los amigotes de la cúpula gobernante”, afirmó Sáenz.

Puede interesarle: “Daniel Ortega es el único responsable de la iniciativa de ley Nica Act”

“Pues los empresarios que juegan limpio en lugar de recibir incentivos son castigados por la corrupción. Esto también es un freno al crecimiento económico”, continuó Sáenz.

Para el exdiputado opositor Eliseo Núñez Morales, esos aspectos no permiten que al país llegue inversión sana.

Inversiones sanas

“Si vos querés reconvertir la matriz productiva del país necesitás inversiones sanas”, dijo Núñez.

Agrega que “hay dos tipos de inversionistas en el país: los muy grandes que su propio peso le impide al Gobierno presionarlos y quitarles coimas (…) y los otros son los que hay en el país, son los que tienen la capacidad de la línea telefónica, de la que hablaba el secretario de negocios de la embajada americana, ‘del telefonazo’. Pero inversionistas que vengan amparados en un sistema legal, que crean en los jueces, que crean en el sistema que no están atenidos a un telefonazo no van a venir, no existen”.

También: Estados Unidos califica de “autoritario” al gobierno de Ortega

El BM señala que Nicaragua ha mostrado una capacidad para incrementar e implementar proyectos y mejorar el acceso a los servicios básicos, pero todavía hay un amplio margen para fortalecer la rendición de cuentas y la transparencia.

El análisis indica que el fortalecimiento de las instituciones y la mejora de la eficiencia del sector público son claves para permitir el progreso en Nicaragua. “Mejorar la calidad institucional y la eficiencia de la prestación de servicios públicos es clave en todas las áreas prioritarias identificadas”, agrega el documento.

Deficiencias claves

El informe del BM detalla que el Índice de Competitividad Global 2016-2017 clasificó a Nicaragua en el puesto 122 de los 138 países en el tema de las instituciones. El país se clasifica bajo en varias categorías, en particular en la independencia judicial, el favoritismo en las decisiones de los funcionarios gubernamentales, los derechos de propiedad y la transparencia en la formulación de políticas gubernamentales. Los Indicadores Mundiales de Gobernabilidad también señalan grandes debilidades institucionales.

Asimismo, en el Índice de Competitividad Global identificaron la burocracia gubernamental ineficiente como el factor más problemático para hacer negocios por seis años consecutivos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: