Banco Mundial aboga por más crédito para las pymes de Nicaragua

La alta concentración del sistema financiero de Nicaragua puede también exacerbar la falta de competencia y eficiencia. En particular, la expansión del crédito para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes)

pymes

LA PRENSA/ARCHIVO

La expansión de acceso a créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) potenciaría la inversión y creación de más empleos en Nicaragua, dice el Banco Mundial (BM) que señala que para lograr este realidad incentivar una mayor competencia en el mercado financiero sería clave dada a la alta concentración del sector.

“La alta concentración del sistema financiero de Nicaragua puede también exacerbar la falta de competencia y eficiencia. En particular, la expansión del crédito para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) puede ayudar a la creación de empleo”, según el informe el Diagnóstico Sistemático de País, que servirá de base para el nuevo programa financiero del BM con el Gobierno.

Según la Encuesta de Empresas Sostenibles Nicaragua 2015, publicada por el Consejo Superior de la Empresa Privada, detalla que el 81.9 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas se financian con recursos propios, lo que limita el crecimiento sostenido y generación de empleos con mayor calidad, indican representantes del sector.

Lea también: ¿Por qué fracasan las pymes de Centroamérica al pedir crédito al banco?

El BM señala que si bien el sector bancario en Nicaragua está compuesto por siete instituciones comerciales privadas y un banco de desarrollo, el 77 por ciento de los activos totales están en manos de tres bancos, “que está por encima de la media para la región de ALC (América Latina y el Caribe)”.

“Las acciones combinadas de los cinco mayores bancos son: el 96 por ciento de los activos, el 92 por ciento de los préstamos y el 99 por ciento de los depósitos”, continúa precisando. “La alta concentración del sector financiero nicaragüense puede estar limitando la competencia y la eficiencia”.

El BM destaca que la profundización del crédito para las mipymes es un importante canal para impulsar la inversión y el empleo. “Las mipymes representan más del 90 por ciento de las empresas registradas y se estima que proporcionan empleo a alrededor de 1.5 millones de personas”, enfatiza.

De hecho la falta de financiamiento, según el BM con base en encuestas locales, es el cuarto obstáculo que las mipymes identifican, siendo especialmente difícil para las pequeñas.

Al respecto, Juan Carlos Argüello, presidente de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), dice que en los últimos años la cartera de crédito ha venido aumentando para las pymes, pero que el tratamiento que se les da es diferente de las grandes empresas por la misma naturaleza de este tipo de negocios que muchas veces no logran formalizarse.

Sobre la competencia, Argüello dijo: “Creo que el tema no es traer nuevos competidores, si se analizan las cifras, el tamaño de la economía de Nicaragua, el tamaño del sistema financiero y el número de bancos que tenemos y los comparás con los otros (países)”.

Lea además: Evaluar procesos de trabajo ayuda a las pymes a crecer

“No es que haya pocos bancos, y si analiza las tasas de rendimiento a través del tiempo vienen bajando constantemente las tasas activas, eso quiere decir que de cierta forma hay nivel de competencia alto, aunque se vean pocos, pero sí extrapolan el número de bancos que hay aquí con el PIB de Nicaragua y lo comparás con el número de bancos que hay en Honduras y Guatemala, la relación no es tan diferente”, insiste.

A criterio de Argüello lo que realmente ha incidido en la restricción del acceso a financiamiento de las mipymes en años pasados son los problemas de no pago, que han afectado a algunas entidades financieras. “Lo que ha pasado es que había un sistema de no pagos, han pasado malas experiencias y otros bancos que se dedicaban a eso que ya no están hoy, eso hace que suban y bajen los montos (destinados para crédito a las mipymes)”, afirma.

No obstante, insiste en que en los últimos años las entidades han abierto sus puertas a este segmento económico. “O sea que todos los bancos estamos financiando a todas las pequeñas y medianas empresas dentro del sistema financiero”, enfatiza.

Préstamos dan impulso a crecimiento

Alejandro Delgado, presidente de la Cámara de Cuero Calzado Nicaragüense (Camcunic), admite que en los últimos años se han esforzado como sector por ganarse poco a poco la confianza del sistema financiero, porque señala que efectivamente las mipymes tienen fama de mala paga o que el crédito que obtienen no es destinado para inversiones, sino para consumo.

Delgado apunta que las mipymes pueden alcanzar hasta un diez por ciento de crecimiento en la creación de empleo cuando acceden a un crédito a largo plazo y con tasas de interés competitivas.

Lea además: Unidas, las pymes crecen

Este segmento económico, que representa cerca del ochenta por ciento de la columna empresarial del país, espera que la entrada en vigencia de nuevos instrumentos para acceder a créditos les ayude a superar en parte los problemas de obtención de garantías que exige la banca.

Leonardo Torres, presidente de Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), explicó que “realmente estamos haciendo uso de las microfinancieras porque aun con todo son más flexibles al crédito, pero (ya que) en noviembre entra en vigencia la Ley de Garantías Mobiliarias ya podremos acceder a créditos con la banca”.

Verónica Herrera, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif), indica que no se trata solo de conseguir el crédito, sino que las mipymes deben hacer un buen uso de los recursos para luego mejorar su rentabilidad.

“Cuando recibís el crédito no vas a ver la rentabilidad en el mismo año, lo medimos tres años después. En el primer año es natural que no tengás ganancias, en el segundo alcanzás el punto de equilibrio y en el tercero ves las ganancias… Lo que buscamos es que las mipymes que soliciten un crédito no lo desvíen para otro tipo de actividad”, asevera Herrera.

Financiamiento

El 5.4 por ciento de los negocios en Nicaragua se financian principalmente por medio de cooperativas de ahorro y crédito, según la Encuesta de Empresas Sostenibles Nicaragua 2015.

El 5.3 por ciento de las mipymes obtienen financiamiento de la banca local.

El 3.2 por ciento de las pymes obtienen crédito por medio de instituciones de microcrédito.

Contabilidad es clave

El presidente de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), Juan Carlos Argüello, señaló que una de las limitantes que tienen las pymes en Nicaragua es la formalidad en sus registros contables. “Un tema importante es la información. En una empresa formal mirás con quién estás tratando y para dónde van”, afirma. Según la Encuesta de Empresas Sostenibles, en Nicaragua solo el 4.6 por ciento lleva contabilidad formal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: