Granizo puede caer en cualquier lugar de Nicaragua si se cuentan con las condiciones atmosféricas

Que pueda caer granizo en cualquier parte del territorio nacional no debería alarmar a la población, puesto que persisten condiciones atmosféricas propicias para la creación de nubes cumulonimbus

granizo en Jinotega

En Jinotega no había caído granizo desde hace más de seis años. LA PRENSA/S. RUIZ

Que pueda caer granizo en cualquier parte del territorio nacional no debería alarmar a la población, puesto que persisten condiciones atmosféricas propicias para la creación de nubes cumulonimbus, causantes de la producción de granizo y tornados, según la descripción de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El hecho más reciente fue reportado por habitantes de El Viejo, Chinandega, a través de medios oficialistas. Sin embargo, también en Jiquilillo, Padre Ramos, cayó granizo el pasado fin de semana. Según Juan Pantoja Reyes, en sus 52 años de vida, era la primera vez que miraba las pequeñas bolitas de hielo, que según él eran del tamaño de un nancite.

La granizada antecedió a una fuerte lluvia acompañada con rayos, según relató Pantoja Reyes. “Se oía una cosa rara en el techo, como que caían piedritas”, expresó Pantoja Reyes, haciendo referencia al granizo.

Según el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira, las granizadas dependen de la formación de este tipo de nubes (Cumulonimbus) que combinan masas de aire calientes con frías. Son densas y se expresan en forma de una montaña o torre enorme, según la NOAA.

Bajas presiones continuarán

Franklin se convirtió en el primer huracán de esta temporada de ciclones para el Atlántico. Y de acuerdo a los pronósticos emitidos, se espera que en estos meses, se presente bastante actividad, asi como en el Océano Pacífico, refirió Moreira. Mientras tanto, el país seguirá siendo afectada por las ondas tropicales y bajas presiones, afirmó Moreira el agrometeorólogo.

La onda tropical número 25 transcurrió sobre el territorio nacional este pasado jueves y se espera que la onda tropical número 26 ingrese al país en las próximas 48 horas, lo cual provocará lluvias dispersas.

Moreira también afirmó, que a través del Observatorio de Fenómenos natuales (Ofena), han recibido reportes de árboles caídos a causa de fuertes vientos que acompañan las lluvias, y que en algunos casos, algunos techos de viviendas han cedido. Sin embargo, el Gobierno no se ha pronunciado al respecto y solo se refirió a la crecida de los ríos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: