Ingresar a un hospital con una enfermedad y adquirir un virus o una bacteria es más común de lo que se cree

Entre el grupo de personas más susceptibles a contraer una infección en un hospital se encuentran los neonatos, adultos mayores de 60 años.

hospitales

Uno de los baños de las Salas de Medicina Interna del Hospital Lenín Fonseca. Según los pacientes y familiares, ellos mismos limpian. LAPRENSA/ARCHIVO

Aunque en las unidades de salud se toman algunas medidas para esterilizar los equipos, el riesgo de adquirir un virus o bacteria aumenta entre más grande es el centro asistencial. Además es importante destacar que estos microorganismos son más peligrosos que los que se encuentran comúnmente en la calle.

Es por ello que médicos de diferentes partes del país debatieron sobre este tema durante el VI Simposio Nacional de Infecciones Asociadas a los Cuidados de la Salud, el cual se realizó este fin de semana en Managua.

Riesgos de adquirir infecciones

“Toda persona que ingresa a un hospital en calidad de paciente ya lleva un riesgo inherente de adquirir o desarrollar una infección asociada al cuidado de la salud. Tiene que ver, por ejemplo, con algunos factores asociados a procedimientos, cuando uno ingresa a un hospital recibe punciones, se les hace incisiones o se les coloca tubos al conectarse a un ventilador”, explicó el doctor Guillermo Porras Cortés, quien es jefe de Medicina Interna del Hospital Vivian Pellas.

Médicos de diferentes partes del país participaron en el VI Simposio Nacional de Infecciones Asociadas a los Cuidados de la Salud.
LA PRENSA/J.FLORES

Lea además: Higiene en hospitales deplorable

“Pero también tienen que ver (influyen) factores relacionados con las personas; hay pacientes que tienen su sistema de defensa afectado, bajos niveles de vitamina D, personas que son diabéticas, personas de edad avanzada. Entonces, esa sumatoria de factores predisponen a las personas a desarrollar infecciones”, agregó Porras Cortés.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nicaragüense de Infectología, Óscar Leonel Chávez, manifestó que en los hospitales hay presencia de una gran cantidad de virus y bacterias que son resistentes a los antibióticos, por lo que el período de recuperación del paciente es más largo.

Lea también: Epidemias azotan la salud de nicaragüenses

“Hay microorganismos como Estafilococos aureus y Escherichia coli, pero con un patrón de resistencia a los antibióticos y eso nos puede generar diferentes enfermedades; por ejemplo, neumonía, cuando hay pacientes que requieren la utilización de sondas urinarias también pueden desarrollar infecciones asociadas con la sonda o infecciones del torrente sanguíneo, también hay heridas quirúrgicas que se pueden contaminar”, explicó el especialista.

Pueden prevenirse

Tanto Porras como Chávez coinciden en que las infecciones asociadas con los cuidados de la salud pueden prevenirse y para ello se implementan una serie de medidas conocidas como paquetes de cuidados que varían según el área de hospitalización.

Guillermo Porras Cortés, especialista en Infectología.
LA PRENSA/J.FLORES

Puede leer también: Enfermedades ligadas a la pobreza ganan terreno en Nicaragua

“Son medidas básicas que aunque parecieran algo muy sencillo, algunas veces se le olvida al personal médico. El uso de alcohol gel, el lavado de manos, examinar al paciente y posteriormente lavarse las manos y si estamos realizando algún procedimiento en el paciente, ya sea lavado de heridas o revisión de algún dispositivo, hay que hacerlo de la medida más estéril posible. Eso significa usar mascarillas, lavado de manos o usar guantes estériles”, explicó el doctor Chávez.

El doctor Porras manifestó que hay diferentes medidas. Por ejemplo, la desinfección para sitios quirúrgicos con una sustancia que se llama clorhexidina y administrar profilaxis antibiótica previo a la cirugía, son parte de un paquete de cuidados.

Grupos susceptibles

Entre el grupo de personas más susceptibles a contraer una infección en un hospital se encuentran los neonatos, adultos mayores de 60 años, pacientes que tienen alguna condición que les suprime su sistema inmune, personas diabéticas y pacientes que están bajo quimioterapia.

La infectóloga y pediatra Crisanta Rocha advirtió que hay muchos padres de familia que llegan con varios niños a los hospitales cuando solo uno está enfermo, por lo que recomendó evitar llevar a los niños cuando no están enfermos ya que los exponen a contraer alguno de estos virus.

Lea también: Malaria va en aumento debido a la época lluviosa

“Los hospitales tienen sus propios microbios, que es donde se concentra un grupo de personas debilitadas con microbios que pueden ser muy severos… Hay que evitar que lleguen niños a los hospitales, los hospitales no tenemos que tomarlos como un evento social, a veces vemos que en nuestros centros está toda una familia con los niños pequeños, esto no es una práctica recomendada”, advirtió Rocha.

No hay estadísticas

Aunque en Nicaragua el Ministerio de Salud (Minsa) no publica las estadísticas relacionadas con las infecciones intrahospitalarias, el infectólogo Guillermo Porras Cortés afirmó que “es más probable desarrollar una infección asociada con cuidados de la salud en los hospitales de mayor número de camas que en los hospitales pequeños. También depende de las áreas de los hospitales. Tienen más probabilidades de desarrollar infecciones en las Unidades de Cuidados Intensivos que los que están en una sala general; las tasas pueden variar entre un dos por ciento hasta el 25 por ciento”.

“Ante todo, no hacer daño”

Desde el año 2004 la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha una alianza mundial para la seguridad del paciente bajo el lema: “Ante todo, no hacer daño” y con ello una serie de medidas para reducir el número de enfermedades, traumatismos y defunciones que sufren los pacientes al recibir atención sanitaria.

Le puede interesar: El VIH en Nicaragua se hace más resistente a los antirretrovirales, advierte OMS

Los estudios realizados en varios países ponen de manifiesto un índice de efectos adversos de entre el 3.5 por ciento y el 16.6 por ciento del número de pacientes hospitalizados.

En promedio, uno de cada diez pacientes ingresados a un hospital sufre algún daño evitable que puede provocar discapacidades graves e incluso la muerte.

Lea más en:  FSLN prioriza Canal 6 en vez de hospitales

“Los efectos indeseables de la atención de salud son un problema que afecta a todos los países y hospitales del mundo, desde los médicos y especialistas hasta las enfermeras y los agentes de salud”, señala la OMS.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: