Los pescadores no deben adentrarse mucho en el mar para obtener la producción del día. En Pie de Gigante pescan a unos cuatro kilómetros. LAPRENSA/W. LÓPEZ

Se protege el ecosistema marino gracias a la producción de peces en granjas

Mientras los hombres bombardeaban el mar para garantizar la pesca del día, las mujeres y jóvenes sobrexplotaban a los peces juveniles; ese era el contexto en el que vivían más de cien familias en el Golfo de Fonseca, quienes ahora cultivan peces a través de granjas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: