Alarma la saña en crímenes contra mujeres en Nicaragua

Organizaciones de mujeres critican que las reformas a la Ley 779 no evitan la violencia, y están alarmadas por al menos seis femicidios contabilizados en un mes.

Uno de los más recientes femicidios es el de Ana Vargas Centeno, que ocurrió en San Sebastián de Yalí, Jinotega. FOTO: LA PRENSA/ ARCHIVO

Las organizaciones de mujeres están alarmadas por al menos seis femicidios contabilizados en un mes, en Nicaragua. El último caso que preocupa aún más a las defensoras de mujeres fue el crimen contra la joven de 20 años en estado de embarazo, en San José de Bocay, Jinotega.

Magaly Quintana, de la organización Católicas, denunció que en al menos dos casos en los que los familiares de las víctimas sospechan que hubo violación y no aparece registrado en los dictámenes forenses del Instituto de Medicina Legal (IML).

“¿Qué significa que el IML no reporte la violencia sexual? Esto protege a los femicidas”, afirmó Quintana.

Le puede interesar: Seis mujeres asesinadas hacen de julio un mes sangriento para las nicaragüenses

“El Estado está protegiendo a los agresores porque las penas disminuyen”, dijo Quintana, quien apunta que de nada sirvieron las reformas quien considera que con esto el gobierno “está siendo cómplice de los femicidios en el país”.

Estado se porta indiferente ante femicidios

Evelyn Flores, enlace nacional de la Red de Mujeres Contra la Violencia manifestó preocupación por la saña con que han sido perpetrados los crímenes de los últimos días.

Y demandó que estos crímenes sean tipificados como femicidios pues las víctimas fueron asesinadas por el hecho de ser mujer. “Para nosotros es preocupante que el Estado nicaragüense no se muestre indignado, preocupado, alarmado, por la saña, la crueldad, el odio con que los hombres están matando a las mujeres. La cantidad de cosas que le hacen a los cuerpos de las mujeres”, expuso Flores.

Lea también: Cada mes matan a cuatro mujeres en Nicaragua

En su lugar afirmó Flores, “aquí lo que hay es un montón de juzgados que no están cumpliendo con lo que dice la ley, aquí hay falta de voluntad política para aplicar lo que dice la normativa jurídica”.

Flores insistió que en el país “no hay preocupación por esta alarmante cantidad de denuncias de violencia sexual en niñez y adolescencia. Aquí no hay preocupación por esta crueldad, esta misoginia con que están matando a las mujeres”.

Lea además: 20 trabajadoras sexuales han muerto a manos de clientes

Monitoreo de la violencia

El Observatorio de la violencia de Católicas registra que de los seis casos reportados en los últimos días, uno de esos hechos había sido perpetrado en enero pasado pero el cuerpo fue localizado el 2 de agosto. Se trata del femicidio ocurrido en Kukarawala, donde la víctima fue identificada como Leyla Azucena Mendoza. Las otras víctimas fueron: Ana Leida Vargas Centeno, de 28 años, Luz Lila Valle, de 85, María Lidia Argüello, de 64, Bellys Sequeira y Marisol López, de 20, que estaba embarazada.

Le puede interesar: Fiscalía “esconde” violencia a la mujer, según organizaciones

Evelyn Flores, dijo que junto al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh)., realizan una revisión de las reformas a la Ley 779, para determinar si cabe un recurso y seguir demandando que no cambien la tipificación del femicidio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: